sábado, 30 de agosto de 2014

RESPONSABLIDAD SOCIAL Y MALTRATO INFANTIL


Llevo mucho tiempo, afortunadamente, observándome y registrando comportamientos míos, las maletas de mis antepasados, cómo reacciono, mis emociones, mis bloqueos, en que medida me las apaño para estar mejor...más tiempo observando eso que fijándome en como hacen las cosas los demás. Hace mucho que no me meto en si zutano castiga a sus hijos o los vecinos lo dejan solo llorando por la noche (debería???), no me gusta, pero no me meto. Me limito a intentar rodearme de gente que como yo, mete la pata, pero hay una luz, una llamita de aviso, o un registro de lo que sucede, gente que duda, que se hace preguntas...

Pues bien, partiendo de la premisa de que es muy cierto que lo que no nos gusta de los demás es quizás lo que nos atormenta de nosotras mismas, dejando esto aparte, hay cosas, suceden cosas a tu alrededor que no te dejan impasible, por mucho que lo intentes, te pones ZEN, dejas que fluya, no es problema tuyo, bla bla, pero el fariseísmo es tal que sientes escalofríos. Decía Martin Luther King, que temía más la indiferencia del "bueno" que la fechorías del injusto y por ahí van los tiros.

Paso a contar la historia intentando no amarillearla ni sesgarla: Esta tarde, en la piscina, cuando casi ya no había nadie y estando de charla con una amiga, presencié lo siguiente, Niña de 4-5 años recién despertada de una siesta, está con su abuelo, su madre y su hermana gemela, pues bien, la niña no se quería bañar y su abuelo se empeñó en que así tenía que ser, no contento con haber metido a la niña en el agua entre llantos y alaridos de socorro y viendo que esta no se callaba, la zarandeó y la hundió en el agua al grito de si sigues así te lo hago otra vez...y lo hizo, claro. La gente miraba impasible, incluida su madre. Hasta que no pude más, me acerqué a la madre y le dije que me estaba dando mucha pena la niña, (es cierto, la conexión con el dolor infantil propio funciona, con ese tipo de cosas y cuando das un grito a tu hija también, animo a probarlo) que si por favor podían sacarla del agua; ni que decir tiene que la señora me puso de todos los colores, pero la sacaron y se calmó.

Pero bueno, esto es solo anecdótico, es anecdótico, porque la gente que allí estaba menos esta amiga que estaba horrorizada, decían que la niña tenía tela, que vaya con la niña, claro, con la clase media pudiente hemos topado, ¿Cómo iba a equivocarse ese abuelo?. Bien, luego una enciende la radio o entra en la RED y a las instituciones se les llena el pecho con los 016, con la cruzada contra la violencia machista; la gente se convierte en héroe o heroína cuando denuncian un caso de violencia doméstica, o cuando alguien se pega, o se grita (entre adultos, claro), se comenta por ahí que la mejor manera de acabar con ella es que al maltratador le hagan el vacío los que juegan la partida de dominó con él, se hacen festivales de cine, conciertos, esto es, que hay que integrar el rechazo a la violencia (entre adultos, insisto) a nivel social, ser responsable. Y ahora viene la pregunta del millón y perdonad la expresión. ¿Qué coño pasa con los niños y las niñas? Son propiedad del Estado? de sus padres y madres? de sus cuidadoras? de sus abuelos? de las multinacionales? O son seres que merecen ser tratados con respeto? ¿Consentir el abuso de poder nos convierte en cómplices?






miércoles, 9 de julio de 2014

MIEDO





Hola Blog y hola Catu.

Me sorprendo escribiendo aquí y lo que más vértigo me da es que tú ya puedes leer lo que en él pongo. Lo abrí por ti y por mí y me gustaría que si te apetece, le echaras un vistazo cuando seas algo mayor.

Esta temporada hemos cambiado vivir en la gran ciudad (aunque vivíamos bien, no es lo mismo) por una casita y un barrio lindos lindos y también por un cole público con todo lo que ello implica. Mamá trabaja desde casa y por eso fue posible el mudarnos aquí. Tu cole es el cole de la Navata, un cole que gracias a los esfuerzos TITÁNICOS, diarios, de algunas profesoras y familias, sigue siendo diferente. Por eso aquí y no en otro sitio, por tu cole y por eso este curso, aunque nos lo tomamos con bastante tranquilidad, (Comer en casa, cero extraescolares tu sola) fue todo una sucesión de cambios. El último día de curso no pude evitar llorar, encima se me vinieron todos esos meses en los que me decías que no querías ir, tus enfados brutales, el, a pesar de que te acompañé lo que pude, dejarte con una sola adulta (Chus, un amor) en compañía de 24 niños y niñas con todo lo "absorbente" que tu eres, esos ires y venires a buscarte a comer a casa, tu toses (nuevas), tus fiebres, los piojos, tu inquietud por las tardes y necesidad de desahogo y todo lo que ahí vivimos tú y yo, también cosas lindas, como tus cambios, tu madurez, tu curiosidad. Hay papás y mamás que si nos entendían, sobre todo a tí, con tus 5 años recién cumplidos y otras familias que sinceramente no sé que hacen en este colegio, porque las que nos arriesgamos a venir aquí no ha sido por los deberes, ni las extraescolares, ni el autoritarismo, ni la memorización papagayil, ni el menú del comedor, ni el estar sentada y quieta horas y horas, ni el esconder la cabeza debajo de la tierra. Y, la verdad, es agotador nadar contracorriente, agotador pero estimulante, muy estimulante.

Lo que ví este año es mucho de una emoción que padecemos todos y todas en dosis elevadas: el MIEDO, las familias tenemos miedo a que los hijos se queden sin aprender a leer a las edades que acordaron un grupo de funcionarios hace un puñado de años, miedo a que no sean los primeros, miedo a que sean unos fracasados, miedo a que no socialicen, miedo a que no dejen el pañal, miedo a que sean unos maleducados (no hablo de límites) miedo a que no sepan restar y sumar, miedo a que no tengan el último juguete de moda, miedo al bullying, miedo al TDAH, a que no aprueben, a que nos molesten,  a que no le den un beso a los mayores, le tenemos miedo a todas esas cosas. Me llama la atención que todo eso nos dé miedo, porque en realidad son puros fantasmas, no es algo que nos vaya a arrebatar nada precioso, como las estrellas, el sol, el agua, la salud integral, los alimentos de calidad y sobre todo no nos va a quitar el dedicar amor, tiempo, paciencia y empatía a nuestros hijos, saber en que momento están de su desarrollo (hay una cantinela que oí varias veces este curso, "qué cada niño es un mundo" claro, y menos mal, como lo son las neurosis de sus padres!!!) un bebé de dos meses no gatea, ni un niño de tres años socializa de forma natural.

Cuando se empuja a un niño a "crecer" esto es, a que desarrolle habilidades y resuelva situaciones como un adulto, (hablo de la gestión emocional) si no se acompaña, tendremos una horda de "bebés-niños" eternos, como lo somos muchas generaciones (el mercado lo sabe bien).  Niños y niñas bien afianzados en lo intelectual y abandonados en lo esencial, abandonados en la escucha, en saber decir que no, o que si, abandonados en el cuerpo, violentados. Y así van creciendo las nuevas generaciones, para que todo siga igual porque nos dan MIEDO los cambios y paradójicamente es así, amando a nuestros peques con honestidad como se fomenta la autoestima y se previene el bullying y muchas cosas más, "si sé que alguien me quiere como soy, y me quiere incondicionalmente, no necesito más". ¿No nos da miedo ver a nuestros hijos tres horas diarias y que se pasen hasta 8 en el colegio? ¿ No nos da miedo que estén 3 horas diarias jugando a la play? A que nos vean amargados, cansados y enfadados, infelices, después de todo, ¿eso no nos da miedo? ¿No nos da miedo darles miedo? No sería más saludable ocuparnos de sus miedos, y no de los nuestros?


https://www.diagonalperiodico.net/saberes/23250-ninos-y-ninas-pasan-mas-950-horas-clase-cada-ano.html

viernes, 28 de marzo de 2014

Catu, lo que dice



Llevo mucho tiempo con el blog abandonado. Justo, cuando las golondrinas están a punto de asomar a este 2014 (ayer yendo en coche me dijiste- mamá, está el campo lleno de miles de pájaros! creo que son golondrinas!) y las hortensisas y los árboles están sacando "hojita" (aunque a la parra, todavía le queda), escribo.

A veces me da la sensación de que su contenido está ya completo, que ya he dicho y expresado todo lo que se puede decir sobre crianza en esta ERA que nos tocó vivir. ¡Cuánto ha crecido la blogosfera maternal desde hace unos años con joyas como esta!  Eso y que otros menesteres creativos me tienen encandilada, como el Directorio que creo, alimento y publico en este blog, mi web y mis tratamientos de Aromaterapia y Reflexología y mi Libro.

Estos meses de adaptación a la "pre-montaña", al cole público (como especie amenazada, en concreto este de la Navata) a una casa y una forma de vivir nueva, los hemos llevado con dignidad pero no por ello nos ha dejado de costar mucho, a mamá mucho esfuerzo pero muy recompensado y a ti mucho esfuerzo y menos contaminación, cariño. Justo cuando necesitas más estructura, la vida te sorprende con esto, aunque sigues teniendo a qué agarrarte. Estás muy mayor, sé que no madura, aún tengo-tenemos que "regarte" mucho, abonarte, mirarte...

Ayer me decías que las Hadas no existían y en ese momento me quedé muy triste, pero a los pocos segundos me aclarabas que las hadas no, que existen los Dioses, los Dioses sí, o si no que se lo pregunten a Tutatis.

Y estos días atrás, que no ibas al cole porque estuviste con tus estirones y una bronquitis me recordabas que me querías tanto que mis pedetes me encantaban "Me encanta todo lo tuyo mamá, todo". Declaraciones de amor que he tenido la suerte de disfrutar.

jueves, 5 de diciembre de 2013

DIRECTORIO MADRID CONSCIENTE OTOÑO INVIERNO 2013-2014

Tras varios meses de no parar con trabajo, mudanzas, adaptaciones de madre e hija (no fáciles), proyectos de futuro, estudios y demás! Por fin he encontrado un hueco para mi Directorio Madrid Consciente Otoño invierno 2013-2014. Aquí lo tenéis!

Añadidos, correcciones...en primavera de 2014!

Muchos besos

lunes, 15 de julio de 2013

Hasta aquí puedo darte, hija mía



Este Post lo escribí después de decidir destetar a mi peque, con sus cuatro años y medio, allá por febrero 2013...ahí va!!!! En cuanto tenga un ratillo, escribiré sobre mi nueva vida, con trabajo nuevo y casa nueva!

Estos días ando a vueltas con este tema, el de los límites y el de la contención. Comencé a abordarlo con Yolanda González hace ya dos años, cuando me dijo que se estaba encontrando con muchos niños desesperados que venían de "crianzas respetadas" por faltarles "tierra" bajo los pies. Y este es un tema que en este tipo de discursos, no sé muy bien por qué, se elude o se vadea.

Después de una charla con la pediatra de Catu por el tema de su destete con su cuatro años y medio, con la terapeuta, mi querida Marián discípula de la Gutman y otra mucha gente, he tocado de nuevo el tema de la CONTENCIÓN.

Los hijos crecen y los padres y madres que crecen con ellos y con sensibilidad a estos temas compartimos un leit motiv en nuestras conversaciones, un lugar común del que no conozco a nadie que no haya estado llegado un punto, la confrontación de sus deseos y los nuestros.

El mostrar nuestros deseos propios o hacia ellos (contando con las circunstancias de la crianza), mucha gente lo interpreta de un modo traumático por las razones que expondré después, es lo que les ayuda a saber que cuentan con algo debajo de sus pies. Cuando faltan vienen la rabia, el miedo y la cooperación destructiva.

Muchas veces (sobre todo en el caso de las mamás) nuestros límites son algo difuso porque entran muchos factores.
  • Factores como la culpa. Por ejemplo: he pasado tiempo sin verla y la sobrecompenso, desde ese lugar, el de la culpa, o desde el "no quiero hacerle lo que me han hecho a mí" muchas veces totalmente inconsciente (Sobre el tiempo se podría abrir otro debate, ya no estamos en continuum y presencia física no siempre es presencia espiritual, máxime en esta época de nuevas tecnologías e idilios con móviles y ordenadores, por lo tanto a estas alturas si cabe hablar de cantidad y calidad, creo yo"Solo yo sé lo que necesita y conmigo está mejor que con nadie". Falso, nuestros hijos crecen, si todo ha ido bien necesitan del mundo tal y como es, eso no tiene por que significar entregarlos al sistema ciegamente.
  • La paupérima identificación de las necesidades propias cuando los niños van siendo mayores. De este pie flaqueamos todas por la educación y crianza que hemos recibido, vivimos en una desconexión brutal.
  • El confundir respeto al niño con exceso de poder en ciertas decisiones, ya no son bebés y se acabó aquella poética (comienza una nueva!) no saber decir que no, o "no puedo, hijo" de una forma decidida, amable y cariñosa, nos provoca un gran batiburrillo que incluso hace que acabemos enfadas con nosotras mismas, nos llenemos de rabia y la proyectemos en el niño (ellos sí detectan todo con mucha más claridad)
Como bien dice Laura Gutman, los niños tiranos no existen, existen madres y padres con necesidades propias sin identificar y sin tratar o directamente sin ellas, o necesidades falsas que emergen de carencias, eclipsadas por las de su hijo que las va generando para tener a sus padres contentos. Y ahí está el quid de la cuestión ¿ De dónde emergen nuestras necesidades? ¿de nuestro ego infantil narcisista e insatisfecho o desde la madurez y el orden interno? Ahí es dónde debemos trabajar. " Necesito que vayamos a tal sitio a buscar una cosa, y necesito que tú me acompañes porque no puedo dejarte sola" "Necesito salir un rato" "Necesito hacer la comida" "Hace mucho sol y vamos a salir un rato a que nos de el aire" "Necesito trabajar en esto" "Necesito que te vistas para poder ir a la escuelita", puede ser igual de verdadero que el "me encantaría que hoy fuésemos a la piscina" . Incluso podemos necesitar sentir que no necesitamos nada y podemos y debemos necesitar sentir que no sabemos lo que necesitamos, y verbalizarlo, con honestidad. El "Mamá puede hasta aquí" de corazón y sin automatismotambién es un legado interesante que dejar a nuestros hijos para que no nos miren con lástima (muchas personas miran así a sus madres), si no con el regocijo de que lo que hicimos lo hicimos con placer y no desde el sacrificio y la anulación. En su reacción ahí estaremos, acompañando, su frustración, su cansancio, su decepción. Estaremos ahí.

Es curioso que a través de nuestros hijos y con total inconsciencia volvamos otra vez a ponernos el "yugo" que teníamos con nuestros padres y del que paradójicamente queríamos escapar, y, lo peor, a los peques les provoca un enorme sufrimiento ya que al saber que no lo tenemos nada claro con nosotros mismos, cooperan para que "nos aclaremos" ¿De que forma? Sobre todo expresando mucha rabia y desazón "viendo a ver" hasta donde pueden llegar para que nos aclaremos, nos aclaremos no con ellas, si no con nosotras mismas. Ellas necesitan esa "tierra" debajo de los pies para crecer seguros. El estar a bien con una misma, quererse, tolerarse, respetarse, nutrirse y gustarnos, debería de ser lo primero, porque por extensión nuestros hijos serían los siguientes. 

"Los amigos" dibujo de Catuxa- Nov 2012
Claro que hay que abordar el tema del respeto, ya lo intentamos desde que son bebés, del respeto, del nutrir desde la desnutrición por nuestro contexto sociopolítico, de su necesidad de contacto, empatía, de cosquillas, risas, escucha activa, sin juzgar, pero tengamos en cuenta que el tema de los límites aparece cuando se encuentra con el límite del prójimo, no desde la adultocracia si no desde sus necesidades, (ahora entiendo más que nunca eso de que Dios no te da lo pides si no lo que necesitas) que en una casa son todos sus miembros, en una escuelita, en la calle y en la vida y se han de acordar entre todos. Por eso comulgo tanto con Rebeca Wild en su libro "Libertad, límites, Amor y Respeto" ella mejor que nadie lo expresa y lo explica.

lunes, 6 de mayo de 2013

Frases épicas de la primavera 2013

Estamos en una época de cambios, bueno, en general y a grandes rasgos mi vida ha sido siempre así y no me quejo, me ha ayudado a conocer nuevos lugares y nuevas personas que me han abierto nuevos caminos. En breve nos mudamos. Este mes será un mes de bastante estrés, aunque Catu ya es mayorcita, yo no trabajo y el papá nos ayuda, pero ya contaré con detalle. En medio de todo el follón que supone desmantelar un hogar, siempre está la serenidad de la peque, que solo se pone nerviosa si su padre y yo lo estamos, como todos los peques, incluso aquellos que se empeñan en ponerle etiquetas de sensibles, movidos, ausentes, así o asá, creo que se impone una "introspección parental profunda, no desde la cabeza, si no desde el corazón" para averiguar la desazón infantil, pero claro, hay días y días, y hacernos cargo ya es un paso. Como digo, en medio de la logística, la organización de los tiempos, el dinero y todo lo que tiene que ver con nuestro primer centro energético ahí está ella, con sus ritmos, con su sueño profundo, con sus ilusiones, sus carreras, sus escaladas imposibles, sus anhelos y sus ocurrencias, que me dejan alucinada. A veces la miro y no me puedo creer que mi peque de cuatro años tenga tantísima presencia y tantísima consciencia de todo y saque frases y pensamientos así:

- Se despierta una mañana y me dice: Ven aquí mamá, que te doy un abrazo...oye...mami...tu quieres aprender a volar? Pues solo necesitas una rampa muuuuuy larguísima y luego mover los brazos mucho mucho mucho.

-Otro despertar: "Pues no sé que novio buscarme!"

- Vamos en el coche de vuelta un día y se toca con los dedos la parte de debajo de la lengüita: Sabes mamá? Sí tienes esto de aquí blandito "sinifica" que vas a tener hijitos.

- De paseo un día por la Dehesa de la Villa, te subes a un árbol y dices: "Ay mama!, yo no me quiero ir de aquí, se está tan bien, me siento muy libre" (he intentado averiguar donde lo habrá podido oír, pero creo que es 100% de ella).

- Mami que día es hoy, Pues hoy...es miércoles. No, no, de los pequeñitos no, de los grandes! (se refería a los días del mes).

- Papá! Menudos pelos y menuda barba tienes! Cuándo te los vas a ventilar?

- Una mañana le doy un abrazo de buenos días y me dice...: "Pero mamá! a las hijas no se las debe aplastar".

- Jugando que iba a un reunión de los padres de un colegio: "Mira papá! vengo de una reunión de padres y te tienes que tomar unas pastillas (ella que no sabe lo que es eso!), pero mira, ten cuidado de como te las tomas porque te puedes volver totalmente majareta!

- El día de la madre nos dice a su padre y a mí: "Oye papi, oye mami, a que tenéis mucha suerte de tener una hija?" 




Ella si que no es consciente de la suerte que tenemos!

viernes, 26 de abril de 2013

Historia de una fascinación


Hace unos meses, a finales de agosto de 2012, estando en mi terriña en casa de mi hermano, Catu, con sus 4 recién cumplidos y su pasión por los libros, descubrió las aventuras el Asterix el Galo en los viejos cómics que teníamos mi hermano y yo de pequeños y que nos regalaba mi padre.
No sé muy bien por que, son ese tipo de cosas que se suelen quedar en la casa del que se queda. La que se fue, que fui yo, que llevo ya 13 casas, no se lleva nada, claro, ¡porque pesa! Pues ahí estaban algunos de ellos y ahí comenzó la fascinación de Catu por este personaje. Gracias a la biblioteca José Saramago, alias, Biblio infantil de la Vaguada, uno de los pocos servicios públicos que funciona en nuestra vida, pudimos leer toda la colección que ahora en abril de 2013 hemos acabado. Leer los papás, claro, ella, mientras, aprendiendo a leer de los globos de conversación. Los Romanos, Julio César, la India, Roma, Egipto, Mesopotamia, los Vikingos, los Indios Americanos, la Galia, los Celtas, sus dioses, Lutecia, Hispania, los Bretones (británicos), Asuranceturix, Ideafix, Karabella, Ordenalfabetix, Falbalá, Homepatix, Obelix y mi favorito: Panoramix, ninguno tiene secretos para Catuxa, incluso recuerda anécdotas de historias anteriores que enlaza con la que estamos leyendo, todos los días caen algunas hojas o incluso se dio el caso de leer una historia entera, alguna tarde lluviosa. Fascinación pura sin ningún juicio, con la aldea, el mar, el bosque, los jabalíes, los barcos, los piratas, las aventuras, las historias de este Galo irreductible y carsimático que toma una poción mágica que le da una fuerza sobrehumana y fascinación que por ahora solo puede compartir con su padre y su madre, de paso hacemos un poco de homeschooling, de mano de sus intereses! Este carnaval se disfrazó de Asterix, lo malo es que la pilló algo malita, (a las dos, mi primer catarrazo en años) psomatizando el destete. Hay quien se queda un poco flipado con estos gustos, mientras tanto nos dedicamos a disfrutar de sus elecciones. Raro es el día que no se sienta relajadamente a leer a su manera y examinar sus dibujos.


Por otro lado ayer me dijo que quería ponerse pendientes, juega con muñecos y que estaba enamorada... Me gusta ver como cada vez va siendo más ella, con su yang y su yin, equilibrados, aunque será difícil por los mil y un patrones que nos cuesta sacudirnos.  Desde luego temor a la hipersexualización de nuestra hija no tenemos. Mañana iremos por la zona cool de los Madriles a cortarse el pelo y buscar un comercio de Piercings, a la espera de que le digan como se hace y ver si sigue animada a ello. A mi me hubiese gustado esperar a que le viniera la regla para proponerle lo de los agujeros, me quedó la recomendación de "Madres e Hijas" rondando en la cabeza, pero será lo que ella elija en este caso.

Si os ha picado el gusanillo con Astérix no os perdáis en concreto uno: "Obelix y compañia" la crítica más mordaz al estúpido sistema neoliberal donde se vende lo "invendible" y lo que no necesitamos en absoluto! Y si queréis investigar donde se inspiraron Goscinny y Uderzo, os recomiendo cotillear "la guerra de la Galias", escrita por Julio César donde se cuenta la verdadera historia (cruenta y terrible) de la resistencia de la Galia Céltica Armoricana (con la fórmula secreta de la poción).


sábado, 13 de abril de 2013

Perder el pudor

Es curioso, pero no sé muy bien por qué nunca he sido demasiado pudorosa. Ni en lo físico ni en lo emocional, sí hay momentos en los que necesito intimidad, esos que escasean cuando tenemos un bebé o un peque, pero sin llegar a la exhibición, con la que tampoco me identifico, nunca he sido pudorosa.

Pero la VIDA, a veces, te pone pruebas, vaya si te las pone: reconocerte en el perfil de una paciente que una terapeuta ha plasmado en su libro. Esa paciente está mezclada con otras, a lo sumo ese personaje ficticio seréis dos o tres, y hay cosas falsas, deformadas, claro. Pero ahí estás tú, te ves. Pensabas que ya habías removido todo, creías que ya te habías perdonado y comprendido a tus ancestros, pero te vuelves a ver y viene el pudor, ese que creías que ya no existía.

El libro es "Amor o dominación" Los estragos del patriarcado de Laura Gutman. Conozco a otras mujeres que también están ahí y es que, como dice mi terapeuta de la institución de Laura (mi querida Marián, que me acompaña una vez al mes desde hace dos años, antes era Laura), somos legión, somos casi todas, las que llevamos los estigmas de la inmadurez parental, de la falta de mirada y de las etiquetas de nuestra infancia, legión. Quizás mi caso haya servido para ilustrar los discursos  que nos traemos con cada cosa que hacemos, que vienen de calzarnos personajes que nos ayudan a sobrevivir desde la inmadurez y la rabia: la lista, el callado, la resolutiva, la débil, la víctima, el victimario, el simpático, sí por que también hay hombres en el libro y también son muchos los "espejados". Por eso, en cierto modo el pudor se fue poco a poco, porque sentí que no era soberana de mi caso, que mi caso son muchos, que pudo haber servido para inspirar y así ayudar a otros y otras y lo hice de todos, lo solté al viento, ni me indigné, ni me enfadé, como le ha pasado a otras personas que
son libres de expresarse y sentir.


Como con casi todos los libros de Laura, es interesante asomarse a él y ver como despedaza y barre los bastiones y columnas carcomidas de nuestro sistema patriarcal, esas autovías escalofriantes de la normalidad que nos reprimen.

miércoles, 27 de marzo de 2013

El patriarcado me mata de frío



Todas las que somos madres de hijAs no podemos evitar percatarnos de todas esas cosas que no nos gustarían para ellas, a pesar de que serán ellas las que elijan.

Una de ellas es el tema de pasar frío. Cuando hace frío, en los lugares donde lo hace, claro, y aunque esto sea una percepción muy subjetiva ( percepción, grados, sensación térmica por viento, humedad, fase del ciclo menstrual) es interesante observar. Si tenemos que salir o realizar actividades en el exterior, en lo primero que deberíamos de pensar es en nuestra salud y en el ejemplo que le estamos dando a nuestras hijas. Buenos zapatos, buenos calcetines o leotardos, buenos abrigos, ropa interior que nos cubra los riñones, bonitos gorros...el ir abrigada no está reñido con la coquetería, conozco mujeres sexys y poderosas que van siempre muy bien abrigaditas. Hay cuatro puntos importantes a tener en cuenta: los pies, los riñones (a veces se llevan muchas bufandas y gorros y estos van al aire), la garganta y la cabeza, sobre todo esta última si hace viento.

Abrigarse no es sobreproteger. Abrigarse es igual de importante que desabrigarse cuando entramos en un sitio cálido e igual de importante que vivir en casas con la calefacción a no más de 20 grados y dormir con un poco menos.

Recuerdo cuando vivía en Inglaterra y compartía piso con 9 chicas inglesas, salían los sábados casi desnudas y "maceraban" sus domingos en paracetamol.

Sí, la realidad es otra, poco hemos avanzado desde los "figurines" de la post-guerra en España, y muchas veces la calle parece la gala de los Oscars: chaquetitas de paño entalladas, escotazos, ausencia de gorros (si no se estropearían horas de secador), tacones imposibles, zapatos de suela, botas desangeladas. Parece que sigue siendo más importante la apariencia que la salud, seguimos hipotecando nuestro bienestar por ir a la moda o gustar a todos.

Mujer, abrígate! cuídate!

viernes, 15 de marzo de 2013

Nuestra dieta




La palabra "dieta" viene del griego díaita "manera de vivir", que luego derivó en Diaeta, en latín. La comida es una forma de vivir.


Desterremos la idea de que comer sano y bien es caro y difícil. Lo hacemos difícil y caro cuando pretendemos comer todos los días o día si o día no chueltas de cerdo, filetes, pollo, embutidos, grasas saturadas, refinados, cantidades ingentes de lácteos procesados en forma de postres, (la industria de la leche, qué poder tiene!) azúcar...Nos olvidamos de que la buena comida, la que alimenta, es aquella que ha crecido en una tierra respetada, que le ha dado el sol, el agua, que tiene oligoelementos, sales minerales, vitaminas, proteínas, hidratos sin refinar, grasas sanas...

Para adquirir estos productos hay tiendas sí, pero también están los grupos de compra y las cooperativas. Cada vez hay más por todos lados. Yo llevo 9 años ya perteneciendo a varios, incluso los hay que si te organizas con varios vecinos o amigos, te pueden llevar el pedido semanal o quincenal a casa, como nuestras queridas de la Garbancita Ecológica. Cuando se compran grandes cantidades a productores ecológicos cercanos (con todo el mérito que tienen!) los precios bajan. Estas cooperativas tienen cada vez más de todo, huevos, pan, carnes, derivados de las algas, pastas, vinos...


Una ensalada de espinacas frescas, por ejemplo, con su lechuga (la lechuga eco la hay todo el año en el mediterráneo) si se quiere, aguacate, se le puede echar arroz integral, gomasio (sésamo molido), queso de cabra curado o fresco, garbanzos, frutos secos, aceitunas, aliñada con limón y aceitito del bueno, deliciosa. Sigo: unas alubias rojas con tempeh, Huevos cocidos con acelguitas y su patata o con calabaza estofada (sí, es un rollo pelarla, es cierto, pero se puede comprar ya cortada) o judías verdes,  son cosas que no llevan tanto tiempo y que además están buenísimas, como los purés de verduras (a los peques se les puede echar avena en el puré) una vichyssoise, etc. Si a nuestros guisos además les añadimos algas, aunque sea muy poquito, kombu, wakame, cochayuyo, estaremos enriquciéndolos con más sales minerales. Y fruta, mucha fruta y fermentados, y si se toleran los lácteos (en general guarrean bastante por dentro) los de cabra son una buena opción. Todo a poder ser de temporada...¿Qué puede llevar de alimenticio un tomate que creció sin sol, bajo un plástico?. La verdura ecológica y de temporada alimenta, llena más y sabe mejor! Y el pan (qué malo es el pan que se compra por ahí!) que sea pan integral. Unas lentejas con arroz integral con puerro, su ajito (si se quiere) en la olla express, es un plato barato que contiene, como el hummus, los mismos aminoácidos que un filete.

No nos liemos, dicen que en la olla express se pierden propiedades de los alimentos y que es mejor comerlos crudos. En invierno siempre se ha comido caliente y si nuestro problema principal es la falta de tiempo no volemos alto y ayudémonos con estos electrodomésticos. Si hacemos estofados hagamos mucho para que nos dure varios dias. No pasa nada por repetir!!!
Unas patatas guisadas con alcachofas, una ensalada de col con manzana...todo ello acompañado de hidrato de carbono de cadena larga como pasta integral, arroz, mijo, quinoa, trigo integral, espelta, cus-cus, variar de cereal es importante. Un plato de macarrones integrales con su salsita de tomate y sus verduritas y si se quiere algo de seitán o salchis vegetales, o atún, que por comerlo de vez en cuando no pasa nada...mmmmm. Un desayuno con Tahine que tiene mucho calcio (esto sí que ya es un poco más caro) muesli, o unas tostadas integrales con aceite de oliva, papas de avena (la avena es una pasada y está bueníiisima), un plátano, algo que llene de verdad, y no esos cereales o esas galletas que luego una se muere de hambre a la hora y media, y por qué no! de vez en cuando, una tarta, galletas, algún dulce, pero no para escondernos detrás de ellos si no para disfrutar de la excepción.

Y si somos unos apasionados de las carnes comamos menos, una vez a la semana es suficiente (las implicaciones ambientales a nivel mundial del consumo de proteína animal son brutales, no me voy a extender) y si puede ser ecológica o de ganadería extensiva mejor, sin duda alimentará más, nosotros no comemos embutido, pero cada 10 días o así nos damos un homenaje y nos compramos un salchi ibérico o un jamoncito. Un jamón york, tal y como tienen a los cerdos que al parecer lo último es que les dan antidepresivos..no sé yo si alimenta mucho. O el pescado, vale, de vez en cuando, unas sardinitas, unos gallos, por qué no, son baratos! (compra los de tamaño más pequeño por el tema del mercurio)

Y otra cosa, muy importante, comer poco, menos, recordemos el refŕan "de grandes cenas están las tumbas llenas" y es una gran verdad, comemos mucho y mal, es mejor comer poco y bien, además de ser más sano, es mucho más barato, sin complicarnos, con un vinito tinto de vez en cuando (no hay excusa, esta botella vale 3,40 euros y está de buenoooooo.

A mí se me abren las carnes cuando veo los carritos en los supermercados, hasta arriba de coca-colas, carnes picadas que no tienen ni color, galletas del dinosaurio o de lo que sea, patatas fritas. Toda comida "reconfortante" y que acidifica el cuerpo (lo que lo convierte en caldo de cultivo de células tumorales) y que da picos de energía que luego bajan de repente, comida "éxtasis" podríamos llamarla, ¿realmente creemos que con eso estamos comiendo?

Os aconsejo que consultéis la web de Montse Bradford, llena de inspiración, fundamentos y recetas, también para los peques.

Comer bien no es caro, ni un rollo, en serio, es cuestión de organizarse y repensar nuestras vidas.

viernes, 15 de febrero de 2013

De violencias, dominaciones y sumisiones

Otra carta en Diagonal, al hilo de una publicación sobre violencia machista, donde se obviaba lo fundamental: De Dónde venimos?


"Leo el monográfico sobre violencia machista del nº 189 de Diagonal y siento ese vacío que ya es un habitual tras leer sobre estos temas en los medios. Si se habla de agresividad destructiva, ¿por qué no hablar de su génesis desde una perspectiva histórica, antropológica y biológica? Hay una exposición del problema, se habla de la terrible consecuencia pero ¿Dónde está el origen?



Para cuando un monográfico sobre violencia física o emocional contra bebés y niños, sobre el sometimiento al fin de al cabo de sus necesidades primarias de piel, cuerpo, atención, afecto, respeto puramente existencial que es inherente a nuestra humanidad? Está claro que cualquiera que lea Diagonal se escandalizaría al presenciar una escena de violencia de un hombre hacia una mujer pero...contra un bebé o un niño? Ay! qué nos ha pillado el “mainstream” otra vez!. Y es que viajamos todos y todas en el mismo barco: El patriarcado no es algo aislado: no hay un hogar patriarcal, una institución patriarcal... sus dinámicas lo impregnan TODO: los discursos, la derecha, la izquierda, la economía, las relaciones personales, las familiares, el "mercado" de trabajo, el arte, la salud, desde que hace miles de años lo trajeron desde la zona del Cáucaso pueblos pastores indoeuropeos. Su fórmula: dominación-sumisión, su herramienta: la guerra. Hombres y mujeres, adultos supuestamente RESPONSABLES nacimos en él y bailamos una y otra vez este vals inconsciente donde somos víctimas y/o victimarios ¿Cuándo se cocinan estas violencias? Sometiendo y entregando a la cría que una vez adulta, deshumanizada y enferma de rabia y dolor (no suena de algo?) pruebe la analgesia de la sumisión o la dominación sin atreverse a dar el paso hacia una sociedad más solidaria y comenzando por el principio, sin parches"

martes, 22 de enero de 2013

Tu entusiasmo, tu vida

La etimología de la expresión "entusiasmada" dice que es el estado de estar en contacto con lo divino, del griego, En Theos. No quisiera caer en el mismo discurso de siempre, pero no lo puedo evitar. Aunque no alimente al personaje de madre insumisa y consciente por esto de no disociar y madurar, me sale solo, de ese poco corazón que nos queda o nos han dejado. Ahí está mi peque, pura vida, puro entusiasmo  paciencia y comprensión con unos padres que no tienen toda la que deberían, inquieta, creativa, curiosa, sensible y fuerte a la vez, no soportas las injusticias, y lo que me cuesta no etiquetarte! no decirte nada más que no sea ¡linda! o querer comerte enterita! "pero mami, si me comes luego ya no tienes hija!". Tus ojos negros abiertos de par en par.

- Mira mamá! ESTÁ NEVANDO, ESTÁ NEVANDO!

- Sabes mami...ummmm, yo antes, pero mucho mucho antes era un "pedrito", y luego fui Obélix, polque los domanos no me molan nada eh!

- (jugando) Pues yo soy un tiburón que se dedica a fabicarl cedveza de algas.

- Mira mami, cuando tu te pongas a conducil, no lo hagas nunca nunca cuando sea de noche, porque no vas a vel nada eh! pero nada nada!

- Sabes que en dealidad los coches no se mueven? lo que se mueve es la tieda y el movimiento lo llevan los coches en el motol.

- (en la ducha, después de la piscina) Vamos Catu, ya se acabó la ducha, que hay gente esperando cariño.
Un ratito más...estoy enamodada del agua caliente.

- Otro día en la piscina de la Vaguada...Es que he perdido mucho desde el verano pasado (que recuperó en un cuarto de hora!)

- ¿Qué tal la vuelta a NIDIA después de las vacaciones?: Bien, aunque algunos niños están un poco churulatos de la cabeza! (riéndose!)

- Me das la "Vulva" de la naranja? es que me encanta!!

- Cuando me quieres convencer de algo y yo hablo y hablo...- Essspeeeeda mamaaaaa, espeeeeda, tanquilidaaaaaa, caaaaalmaaaaa:  explicación de tus razones (moviendo la manita).

- Mamá, oye mamá; los pedos salen por los ojos si haces fuerza.

-De mayor quiero ser tenista estupendamente.

- Mami, es que mi corazón me dice que quiero tetita, te veo los bultitos y me dan unas ganas!!!!

- Sabes mamá, Layla (su acompañante en NIDIA) nunca nunca se enfada (en plan: aplícate el cuento!)

- Pues... bueno....pues...(ideando lo que vas a decir mientras mueves la cabecita.)

- Papá! mamá! Midad! pero midad eh! Vuelo un poco, es que vuelo un poco midad (lo dice , obviamente, convencidísima, mientras pega unos saltos increíbles)



El domingo pasado en la nieve




martes, 1 de enero de 2013

Cierre de año, apertura de otro y reflexiones

Muchas cosas han pasado este año, ojitosquebrillan siguen brillando y su mamá ha vivido cosas llenas de aprendizaje, algunos de ellos sutiles y otros más abruptos, y suma y sigue...Hace un mes fue mi primera separación de dos días completos de Catuxa (me fui a la Vera a seguir aprendiendo de cosmética y remedios naturales), sorprendente resultado y reacción de ella y de su papá también, que nunca había experimentado eso. La encontré tranquila pero eso sí, recordándome que no habían sido 2 días sino 3 o casi 3.

2012 ha sido un año muy creativo, donde una vez más he confirmado que la intuición es la inteligencia superior NIDIA, mi libro que verá la luz en 2013, limpiezas de aura, terapia de biografía humana, y de cambios, estoy en paro desde hace un mes (y ya somos dos!) tras 11 años trabajando en riesgos ambientales para la administración (despedida emotiva de mis compis queridos...), he descubierto los aceites esenciales, los distintos momentos por los que paso en mis fases de mi ciclo, como tiene mi hija su yin y su yang, y yo... y mis vidas anteriores, estoy estudiando Naturopatía, y me pondré en breve a hacer cosmética bio/natural asociándome con una amiga, y mi sueño, el de toda mi vida es vivir en el campo y conseguir el máximo de autarquía, voy a por él.


"Papi ayúdame que se mueve una piedra"

Lo que llevamos de Navidad me deja tranquilidad, excursiones al campito, exploración y escalada Catuxa, autoconocimiento, un cordero riquísimo, ecológico, de mis Garbancitas, que nos llevan alimentando años en casa hecho en un pueblo en horno de leña y comido en buenísima compañía, con un vinazo eco también que en casa nos encanta.

Me quedo, para acabar el año, y como no, con estos Extractos del último libro de Laura Gutman "Amor o Dominación, los estragos del Patriarcado" (las cursivas en el texto son mías). Espero que me/nos ayude a reflexionar sobre nuestros escenarios y precio que tenemos que pagar todos y todas por el sistema en el que vivimos, escenarios escalofriantemente familiares, por otra parte.

Ah! y más abajo este vídeo maravilloso (Jhon Laseter está detrás, claro) para empezar 2013 con algo hermoso. 

Os dejo mientras Catu y su papá de han ido a dar una vuelta en bici y yo escucho a Mark Murphy y su maravillosa candencia al cantar, el americano que parecía un brasileiro.



EXTRACTOS DE “AMOR O DOMINACIÓN, LOS ESTRAGOS DEL PATRIARCADO”



LAURA GUTMAN



.


….sencillamente se va tejiendo un abismo entre la criatura humana-que nace ávida de amor y con total capacidad de amar- y la realidad del vacío que la envuelve. Quiero decir exactamente eso, no es cultura ni es condicionamiento. Se trata del diseño original de la especie humana: todas la crías de mamífero humano nacen con su capacidad de amar intacta y-obviamente-esperando ser amparadas nutridas y cuidadas, ya que, al inicio de la vida, esa es la única manera de recibir el amor. El impacto por no recibir algo que era natural durante la vida uterina-traducida en la experiencia permanente de contacto corporal y alimento, de ritmo y movimiento, bajo la cadencia de la respiración de la madre-es feroz (madre e hijo humano comparten el mismo territorio emocional al principio de la vida). La cuestión es que el bebé va a hacer todo lo que esté a su alcance parta obtener lo que necesita: estar pegado al cuerpo materno ¿Cómo lo va a lograr? En verdad, muchos de nosotros no lo hemos conseguido nunca. Pero hemos llorado hasta el cansancio, nos hemos enfermado, nos hemos brotado, hemos tenido accidentes domésticos, hemos infectado nuestros órganos, incluso gravemente. Tristemente en la mayoría de los casos, en la medida en que nuestros cuerpos manifestaban lo que no podíamos decir en palabras porque no disponíamos de lenguaje verbal-fue atendido solo en su manifestación física. Quizás nos llevaron a consultas médicos, nos sometieron a análisis, unos cuantos pinchazos y controles, sin que nadie atinara a permitirnos permanecer en los brazos de un adulto amparante. Si observamos esta escena desde el punto de vista del bebé que hemos sido, resulta una gran desilusión.



A medida que crecemos, las cosas no mejoran. Por un lado vamos afinando nuestras herramientas de supervivencia. Es verdad que cada niño humano va a desarrollar recursos diferentes, pero hay algo que todos compartimos, la certeza de que el mundo es un lugar peligroso y que debemos estar siempre alertas.

.

Por otra parte , muchos niños anestesiamos todo vestigio de dolor. Nos volvemos inmunes al contacto. Dejamos de sentir. Tejemos una coraza de aire alrededor nuestro al punto de no tolerar demasiado el acercamiento de otras personas. Podemos crecer y desarrollarnos así: alejados de las emociones y con diversas estrategias para sentirnos seguros: habitualmente refugiados en la mente. Devenimos jóvenes inteligentes, cínicos, veloces, irónicos respecto de quienes nos rodean, desapegados y críticos.


Estamos tratando de imaginar que es lo que nos ha sucedido desde el momento en que hemos salido del vientre de nuestra madre...hasta convertirnos en las personas que somos hoy. Con rabia, con dolor, con ira, con quejas. Innumerables quejas. Con enfermedades, con problemas que queremos solucionar ya mismo. Sin embargo es preciso que recorramos las experiencias que hemos atravesado desde la avidez de por dar y recibir amor, hasta esta soledad y este frío interior que nos habita.



Desde la vivencia del desamparo y de falta de cuerpo materno, (sin contar con vivencias posteriores humillantes para el niño), solo puede aparecer una reacción. Más activa o más pasiva, pero reacción al fin. Esa reacción, esa respuesta, va a ser, como mínimo, igual en intensidad de agresión o retracción a la carga recibida.




….

¿A nadie le llama la atención que una mujer que ha hecho el amor con un hombre y que chorrea sexo, amor, fluidos y gemidos, tenga que someterse a la asepsia de un consultorio médico que nada tiene que ver con "eso" que se está gestando? ¿Acaso no es un desastre ecológico que las mujeres entreguemos nuestros cuerpos, nuestros partos y nuestro amor a personas que tienen muchísimo miedo de las pulsiones vitales y de quienes no sabemos absolutamente nada, ni ellos de nosotras? ¿No es espantoso? ¿No es evidente que, alejadas de nuestro ritmo femenino intrínseco, nos viene fenomenal subirnos a cualquier pensamiento externo y creer cualquier cosa con tal de no conectar con nuestro ser esencial?...


….


Los humanos somos capaces de cosechar los campos, escribir poemas, componer música, buscar la verdad, enseñar a un niño a leer y escribir. Somos capaces de inventar nuevas tecnologías, es decir somos artífices de nuestra propia evolución. También somos los humanos quienes tal vez terminemos con este mundo en un desastre ecológico que estamos instaurando (desastre ecológico que también incumbe a nuestros propios sistemas humanos). Ya no es un problema de políticas. De hecho en todos los sistemas políticos, de izquierda y de derecha, estamos igualmente atrapados por los mismos discursos, defendiéndonos de otros y acusando a nuestros enemigos. Si buscamos en la historia conocida, desde los romanos, los aztecas, los vikingos o la inquisición, constataremos que la violencia y las injusticias estuvieron siempre presentes. Por otra parte, la visión habitual que tenemos de nuestra historia es bastante reducida. Sabemos poco. Estudiamos algunas regiones y algunos momentos históricos. Quizás haya más historia detrás de las historias conocidas que nos ofrezcan un panorama más amplio sobre la posibilidad de organización de los humanos.








miércoles, 21 de noviembre de 2012

No negar el cuerpo a los hijos: como lo vivimos la generación “bisagra”


En la terapia sanadora que llevo haciendo desde hace tres años, primero con Diana Sánchez y luego con el equipo de Laura Gutman (Laura y Marián) siempre hay un genérico en los intercambios, un leit-motiv que se repite en casi todas la sesiones: la herida primitiva que infringe el patriarcado al nacer, (el sistema social en el que vivimos por contra de la sociedad solidaria), que es la negación de la humanidad, la negación del cuerpo de la madre en el nacimiento, parto incluído y en la crianza.
Se habla pues de este dolor, que se lleva siempre, de esa necesidad de bebé, de esa indiferenciación objetal que se experimenta los primeros meses de vida, de bebés no sabemos que somos "otro" separado de la madre y ahí, con esa separación, con esa negación de la ecología del deseo y el cuerpo materno empieza esa "contracción" personal que nos acompaña el resto de la vida. De esa la falta de mirada nace nuestra terrible dificultad de intimar incluso con nuestros propios hijos, nacen nuestros personajes y nuestras corazas que nos protegen y hacen que consigamos migajas de amor. El origen de estas dificultades que hacen que recurramos, algunos, a querer y necesitar crecer más, algunos a los psicofármacos, a las adicciones, enfermedades, está justo ahí, en esa falla, en ese vacío que queda ya desde que nacemos, que no es, claro está, en absoluto, determinante de por vida pero si irreversible. Luego está el aderezo del maltrato (emocional, psicológico y físico), la falta de mirada de unos padres que no miran más que su propia herida y las necesidades "vitales"  que ella acarrea. Pero el ingrediente principal es esa falta de atracción centrípeta de la madre, la falta de su cuerpo, hasta que lo necesitemos. Todas las filosofías y teorías relacionadas con la crianza consciente lo comparten, la Antroposofía, la Gestalt, la Transpersonal, la Jungiana, la Reichiana, la Sistémica, Montessori, La Pedagogía Activa, etc... unas más otras menos y otras, por desgracia, no "acuden" todo lo urgentemente que habría que acudir a comprender e indagar esa falta que acarrea sufrimiento y enfermedad de por vida, se obvia de este modo por completo nuestra ecología humana, aunque se hable de inteligencias emocionales y modas al uso, sin indagar en nuestra historia. Es como perderse lo "mejor" de la película, lo más importante.




Ese lugar vacío que nos queda desde que somos separados antes y después de nacer, ese lugar que otorga a nuestro sistema social la posibilidad de dominar al carente o al desamparado o hacer dominadores llenos de rabia y también de desamparo, ese lugar hace que la rueda destructiva se vaya alimentando sin tener principio ni fin.  Me dice Marián que somos la generación bisagra, que esperamos que nuestros padres nos miren con esa mirada de amor incondicional que no tuvimos, que no perdemos esa esperanza, pero que nuestros nietos ya no tendrán ese problema. Así sea.

miércoles, 31 de octubre de 2012

Crianza y ciclo menstrual




El ciclo menstrual en la mujer, ese que hace que podamos ser madres y mujeres, dura aproximadamente lo mismo que el ciclo lunar, 28 días.

Hay mujeres que les dura un poco menos, otras un poco más, varía por temporadas y por las más diversas causas. Nuestro cuerpo, espíritu, mente y emociones  cambian durante esos 28 días, todo está conectado, no “estamos” distintas porque estemos en tal día en concreto, si no porque tal día nos muestra esa parte de nosotras, otra parte de nuestro SER. Entre la menstruación y la ovulación creamos un óvulo, es la fase folicular, nos solemos encontrar creativas, ejecutivas, extrovertidas, con ganas de hacer y relativizar, quizás más optimistas e inspiradas, le damos pocas vueltas a las cosas, sencillamente, hacemos. Durante la ovulación tenemos un pico de estrógenos y testosterona que nos hace elevar la líbido. En la fase lútea, esto es, la que va de la ovulación hasta que menstruamos, tendemos a ser más evaluativas y reflexivas, soñamos cosas que nos hablan de lo que nos preocupa, tenemos pensamientos turbulentos sobre partes de nuestra vida que nos disgustan, somos más mecánicas pero también muy creativas. Esta parte del ciclo menstrual no existiría sin la otra y viceversa, es como la naturaleza y los ciclos de la vida en general. En cuanto a su relación con la crianza, quizás en la fase lútea nos mostremos con ganas de tenerlo todo más ordenado, nos irritamos con más facilidad, no tenemos paciencia y tendemos a no relativizar, y esto es, porque entre otras cosas nuestro cuerpo, nuestro yo, en general necesita una tregua, un descanso, apartarse y en nuestra sociedad sobre todo si se es madre de un bebé o un niño pequeño, no es fácil ni está bien visto. En otras culturas muchas mujeres se retiran a sus viviendas durante los días de la pre-menstruación y de la menstruación.

Nuestras relaciones con los demás varían y nuestros hijos no son una excepción. Tomar conciencia de qué momentos pasamos en nuestra vida de mujer y aceptarnos con naturalidad, valorarnos en cada momento, sacando partido a nuestro potencial nos puede ayudar a nosotros y a quienes están con nosotros, reclamar nuestra necesidad de descanso, hablar, dialogar, informar de qué nos pasa, cómo nos sentimos, pedir ayuda o reordenar nuestras prioridades con consciencia pueden ser claves en la fase lútea. Las mujeres no estamos anestesiadas. En el libro los “Momentos Óptimos de la Mujer” la autora, Miranda Gray, desglosa esos dos momentos en cuatro y nos explica como sacarle partido a cada uno. Me está sirviendo y gustando!

miércoles, 3 de octubre de 2012

El mundo de los Libros infantiles


En casa somos grandes amantes de los libros (en papel!), tanto, que hemos tenido que renunciar a comprar más o hacerlo muy de vez en cuando porque ante todo valoramos el espacio en los pequeños pisos en los que vivimos.

Catu, como su padre y su madre también adora los libros. Desde hace aproximadamente medio año es ella quien los coge y los ojea, los cuenta en voz baja, pasa páginas, mira los dibujos, va leyendo poco a poco fijándose en las letras. Tiene los suyos propios, que ocupan el antiguo lugar del televisor y, desde hace unos dos años, los cojemos en la biblioteca que tienen un gran surtido. Nuestra visita a la biblioteca una vez al mes ya es una tradición, a Catu le gusta que de vez en cuando le cuenten el mismo cuento pero al mismo tiempo es una apasionada de los cambios y las novedades.

Ilustración de Shirley Hugues

Y hay libros y libros y editoriales y editoriales, geniales y mediocres, para que nos vamos a engañar. Luego hay combinaciones, preciosos dibujos con textos poco acertados y al revés, colecciones “educativas” que muy poco tienen de educativas (sobre sentimientos, control de esfínteres y torpezas al uso). Los niños y las niñas tienen sentido del gusto y saben apreciar lo bueno, cuando algo les llega y cuando algo no,  los buenos libros, las buenas historias y las buenas ilustraciones son intemporales, el paso del tiempo no les afecta. Hoy en día hay verdaderas obras de Arte hechas cuentos para niños, y merece la pena asomarse a este mundo cautivador y desgraciadamente caro (pero para eso están las bibliotecas!).

Hay editoriales como Combel, Kalandraka, OQO, la antigua Primera biblioteca Altea (¿por qué no reeditan esos libros maravillosos?) y la sin par Kókinos que adoramos y autores como Eric Carle, Maurice Sendak, Hervé Tullet, Roger Olmos, Pablo Otero "Peixe", Jenichiro Yagyu, Quino, Janosch, Gianni Rodari, Los Hermanos Grimm y decenas de escritores e ilustradores que hacen que las tardes estén llenas de secretos y sorpresas. Esta primavera Catu estuvo fascinada con Mafalda, un día la vio dibujada en algún lugar, le contamos quien era y le mostramos un libro de tiras de la colección que teníamos en casa, desde entonces no tiene secretos para ella, conoce cada resquicio de la vida de esta niña de 7 años y su familia y amigos, ahora le ha dado por Astérix, tanto así que un día que su padre se repetía diciendo algo, le espetó: papá, pareces Obélix con los jabalíes!

En casa no “cambiamos” los cuentos cuando los leemos, lo hacíamos cuando era más pequeña, pero ya no, utilizamos mucho el sentido del humor y la dejamos gestionar sus elecciones (dentro de lo que consideramos adecuado) y lo hace con mucha madurez.


Aquí está Catu al lado de varios de sus libros adorados (lógicamente no cabían todos)
Están mis antiguos libros de la primera Biblioteca Altea: Soy el Sol, un maravilloso “tratado” infantil sobre el astro rey,  lo mucho que tenemos que agradecerle y lo que cambia la vida en el planeta dependiendo de cómo calienta. De esta colección tenemos también: Soy un pájaro: la historia de un pajarito que se olvidó de emigrar, Soy un niño: un cuento sobre el amor y la aceptación entre niños, y Soy el agua: las aventuras de una gota de lluvia y su periplo por la tierra.

Donde viven los Monstruos: El clásico de Maurice Sendak, un alegato contra el castigo a los niños.

Agujeros de la nariz: Estos “tratados de anatomía”  del japonés Genichiro Yagyu no tienen igual, risas aseguradas y consciencia de nuestro cuerpo, también están Plantas de los Pies, Tetas, Dientes, Obligo y muchos más!


Colección de cuentos infantiles: Cuentos clásicos del acervo cultural Europeo de toda la vida para peques de 3 a 8 o 9 años. Ed. Steiner

Juego de Azar de Hervé Tullet, de la colección  Juego de…del mismo autor de Kókinos, cuentitos visuales llenos de color y acción.

La oruga verde de Sally Cutting, preciosa observación detenida de la naturaleza con ilustraciones muy realistas desde la antroposofía.

Manu en la la playa de Ed y Diego Arandojo. Un primer cómic para niños, sin texto pero con una sólida historia que a Catu le encanta, de esta colección también tenemos, La Caca Mágica. De Mamut, mi primer cómic



Y como no! Asterix y Mafalda, sus recién descubiertas pasiones del 2012.

Y de la editorial Kókinos este libro CD de canciones infantiles, el que nosotros tenemos es de canciones eslavas, pero las hay de todas partes del mundo, todo un regalazo que nos hicieron cuando Catu nació. Se conoce el CD de pé a pá.

Y no metimos "¿Qué tal vexetal?" (How are you peeling?") un libro con esculturas hechas con verduras sobre nuestras emociones editado aquí por la editorial Ourensana Linteo.



O el que fue el Rey del verano "Al final" de Miguel Brieva y Silvia Nanclares



Y muuuchos más que aquí no caben como el de “Vuela, Ana” ilustrado por Shirley Hugues, un antiguo libro fetiche de mamá, sin texto, sobre una niña que puede volar y va a donde quiere.



Los libros, los cuentos, las ilustraciones, son una ventana a nuestro mundo, nuestra vida, y nuestra cultura, nos enseñan cosas de nosotros mismos y de los demás. ¡Vivan los libros para peques y mayores!

jueves, 13 de septiembre de 2012

¡4 años!


Catu, tus cumpleaños siempre los celebramos en días de calor y sol radiante. Este año en Galicia no ha sido una excepción.
¡Hay que ver como eres cada día más tú misma! irrepetible, inigualable, con tu personalidad, tus habilidades, propias, únicas. Me gustas, me río mucho contigo y tú conmigo.

¡De los tres a los cuatro qué cambios! más madura, más mayor, estas aprendiendo a esperar, a tener paciencia, comprendes, mamá ya no va siendo tan "imprescindible"  se nota, poco a poco, sin forzar nada. Con la teta estamos bajando el ritmo, por decisión bilateral, lo llevas con tanto aplomo, que por las noches, cuando nos dormimos me la pides, te recuerdo el trato y me dices: "Es veldad! es que me olvido mami".

No solo tú has cambiado, todos hemos cambiado contigo, nos hemos buscado y nos hemos encontrado y desencontrado, al menos tú papá y yo. Ha sido un año duro entre nosotros, la vida, los cambios, las desidias, un año de mucha paciencia, de mucho aprendizaje, de quitarme el personaje y abrazar a mi sombra y como lo has agradecido tú, cariño.

Tus ojitos siguen brillando, por increíble que parezca, tienes unas ganas locas de aprender, todo lo absorbes y no te olvidas de nada, atrás quedaron los despertares nocturnos, tu sueño es tranquilo y reparador, tu salud, excelente, tu curiosidad, infinita. Te has atrevido tu sola, sin clases ni expectativas por nuestra parte a nadar sin manguitos, buceas como un pez, ahora estás con la bici sin ruedines, lanzada, probablemente te caigas algún día, pero eso no será un problema para tí, quieres aprender a leer, eres hábil, bella, osada pero prudente, simpática, testaruda, autoexigente (cómo te frustras!) y llena de vida. Tienes una capacidad de resolución increíble, cada vez más autonomía y dices que quieres volar, preguntas que por qué no tienes alas (las tienes!) y bates los bracitos muy rápido para ver si así te elevas. Te encantan los libros y los cuentos, la naturaleza, siempre tienes que tener un plan cada día!

Te enfadas mucho cuando se te trata de imponer algo desde fuera si antes no se ha hablado con tiempo, o tratado y cuando es así, es tan fácil llegar a acuerdos contigo. Lo dicho, seguimos aprendiendo de tí, por muchos años. Gracias hija y perdón si mamá a veces no está a la altura, cansada, necesitando espacios, no siento culpas, solo felicidad y responsabilidad, en el fondo no puedo evitar ser feliz de ser tu madre y es el sentimiento que me llena, el primero, tan limpio...




Este vídeo de estos días de playa y sol y de tu cumple que te regaló el tío Martiño, con tu primita Xúa, la abu y más gente.

¡FELICIDADES HIJA MÍA!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...