sábado, 25 de diciembre de 2010

ESTAS FIESTAS

Estamos en Navidad, la fiesta de la religión cristiana por excelencia, donde lo mejor, sin duda para bebés y mamás, son las vacaciones. En nuestros caso, ya que nos vamos este año a la tierra del papá de Catuxa será un gran descanso de las tareas cotidianas.


Casi todas las celebraciones cristianas tienen su celebración pagana detrás, pasa lo mismo con los templos, las grandes catedrales y demás están enclavadas en lugares con gran energía telúrica, enterramientos, fuentes, etc. La de Santiago por ejemplo, está en un antiguo bosque sagrado megalítico llamado Libredom, encima de una capilla muy humilde que a su vez estaba encima de nueve fuentes que según dicen ya no siguen manando. En el calendario de la naturaleza, ese que nos afecta todos y todas y vivimos de espaldas a él, los días comenzaban a crecer y por ello era algo a celebrar, se dejaba atrás el solsticio de invierno. Los celtas incluso llegaban a quemar un árbol, en homenaje a la luz, de ahí viene la tradición de las luces de Navidad. Luego se festejó el nacimiento de Jesucristo, un hombre lleno de amor, cuya palabra se ha corrompido, una figura que me gustaría reivindicar y contar a mi hija siendo como somos los dos apóstatas y anticlericales. También se celebra el cambio de año del calendario cristiano.

A nosotros, nuestra familia, no nos gustan las estridencias, pensamos que son unas fechas sin sentido en muchos aspectos, el consumismo, esa famosa “ilusión” prefabricada para niños y muchas cosas más. Aunque sí sabemos ver la parte entrañable, digamos que nos quedamos en el término medio. Catuxa si parece disfrutar con ciertas cosas.
Con el permiso de Liliana Castro Morato y su gran blog, Cavilaciones, tomo prestado estos versos tan llenos de verdad.

Desde los Ojitos que Brillan os deseamos unas felices fiestas y un 2011 lleno de salud, amor, justicia y consciencia.

¿En verdad crees ...

Que las luces alegran la casa.

Que los regalos demuestran afecto.

Que los infantes son felices mientras los adultos toman licor.

Que al vestirnos de ropa nueva y costosa,

ocultamos el ser viejo, sucio y muerto que está por dentro.

Que es una fiesta cuando hay desunión.

Que la familia y las personas por ser navidad se perdonan.

Que las deudas pueden esperar porque es una fecha especial.

Que hay unión cuando no hay verdad.

Que ser dadivoso es un sentimiento navideño.

Que la cena de navidad nos augura comida anual.

Que un año nuevo viene porque si...?

¿Que otras mentiras ves tu?

¿O acaso crees en verdad que es navidad ?

¿Que sería la navidad entonces....?

Bien lo escribió Pandora en su blog Sueños y Pesadillas:

"...Ojala tuviéramos tanto AMOR que nadie necesitara inventar la navidad".

martes, 21 de diciembre de 2010

2011. UN PROYECTO PEDAGÓGICO: NIDIA


Nidia, del latín: El pájaro que sale del nido para emprender el vuelo.

Hace unos meses una amiga y compañera de crianza nos embarcamos en lo que antes del verano había quedado en una idea. La estamos intentando materializar. El proyecto no es ni más ni menos que la creación de una escuelita (en este caso no homologada) para niños de entre 3 y 6 años en la ciudad de Madrid. Nuestra inspiración son nuestras propias hijas y el descuidado sistema educativo a nivel autonómico y nacional.

Si hemos intentado darles la mejor bienvenida posible, la lactancia prolongada, el colecho, velar por su salud física y mental, e incluso intentar reparar la nuestra llena de tics nacidos del desamparo y las carencias por daños transgeneracionales, ¿por qué no vamos a intentar que esos años, hasta la fase operativa no sean lo más respetuosos posible con ellas? Es más, Catuxa no ha estado escolarizada hasta ahora. Ha sido duro, con papá y mamá trabajando en horarios distintos, pero ha sido hecho con premeditación y alevosía antes de quedarnos embarazados, yo me negaba a meter a mi futura hija en una guardería con 4 meses. Era una condición sine qua non. Ella ha podido estar en casa, en un ambiente acogedor, de hecho, ya solo por este detalle, no hay muchos niños que estén en la misma situación, hay que buscarlos con lupa. Y hay algo que exaspera, me exaspera mucho, es esa “filosofía de parque” que dice que les viene bien ir a la guarde, que así espabilan, que se enteran de que va el mundo, cuando en realidad  esas palabras esconden una gran tristeza, ¿por qué la gente no se abre? Yo no me considero nadie sobre protector, solo baso mis decisiones en el simple hecho de observar las necesidades de mi hija, lo que procede y lo que no, lo que sería forzar y lo que no, no confundo resignación y adaptación. Entiendo que haya gente que no le quede más remedio, todo un debate sobre la consciencia, los poderes y el traer hijos a este mundo.

A las dos se nos abren las carnes con las ratios, 25 niños por maestro o maestra, estos maestros mal pagados (para lo que deberían cobrar dada su enorme responsabilidad) y con mil deformaciones académicas y muy poca motivación, cuidado, no digo que no haya alguno o alguna que se curre su puesto con sudor, un puesto que está más cerca del imposible que del difícil, gracias a las políticas educativas, aquejadas ahora y aún encima por esta crisis financiera perpetrada por cuatro banqueros especuladores con la connivencia de los estados.

Se da la casualidad de que la educación en este país, elitista o no y según el último PISA (un informe que hay que leer con mucha prudencia ya que solo atiende a resultados) de la OCDE no funciona. Un adolescente de 15 años se pierde en la tercera línea de compresión lectora, los contenidos son metidos en las cabezas a fuerza de chuparse 7 u 8 horas de clase y de deberes y más deberes, las cosas se memorizan, no se aprenden ni se enseñan, se fomenta la competitividad, y muchos niños ya con solo 3 añitos llegan echos polvo emocionalmente a los colegios, no digamos cuando acaban.

Hace poco me comentaba mi tía, docente, que al hijo de 7 años de un primo mío, matriculado en un colegio concertado con buena fama académica al que no se adaptaba, un psicólogo le estaba administrando “hormonas” para que se tranquilizara. ¿A dónde vamos?

La labor es ardua, estamos en trámites de convertirnos en asociación. Le hemos dado toda la trascendencia posible. Hemos hecho ya tres reuniones, muchos padres vienen curiosos, unos se rajan, otros sí pero no. Hemos leído; visitado personas, una de la que más nos ha impactado es la sabiduría de la antigua presidenta del Parto es nuestro, vicepresidenta ahora de Otra escuela es posible, Maribel Orgaz; visitado proyectos (maravillosos y valientes como El ARCO), colegios: Waldorf, Montessori, Escuela Libre, todos tienen el inconveniente de ser tremendamente elitistas y/o estar muy solicitados (inversión que aplaudo ya que estos niños bien podrían estar en ambientes más hostiles), o que en último caso habría que mudarse, algo dada nuestra situación es imposible, ahora mismo yo soy el sostén económico de la familia y mi trabajo (de conservarlo) no estará en breve nada bien comunicado.

Así que ahora mismo estamos en fase de buscar compromisos reales, informarnos, buscar local y educador o educadora. Me alienta la determinación y el optimismo de mi compañera de proyecto Mélani, sin ella esto sería imposible. Claro que habrá que hacer una inversión por parte de todos, por eso buscamos a unos 10 padres implicados de modo que esto pueda adaptarse más a los bolsillos aunque nuestra economía tenga que sufrir algún ajuste, ¿qué mejor manera de gastar el dinero? Después de que nuestras hijas cumplan los seis años, quién sabe, iremos poco a poco, entre rumores como el que dice que se quiere hacer obligatoria la educación a partir de los 3 años, por un tema de equiparación de sueldos de los profesores.

Desde aquí pido a los Reyes Magos que en 2011 le traigan a mi hija un proyecto de escuelita que sea la continuación de su hogar, en la que aprenda, se relacione con sus iguales y sobre todo juegue!

Os enlazo nuestro Foro por si tenéis curiosidad quienes os paséis por aquí.

lunes, 20 de diciembre de 2010

POR EL DERECHO DE EDUCAR Y ENSEÑAR EN CASA


La semana pasada, la sala 1ª del T.C. dicto sentencia contra el derecho de unos padres de educar a sus hijos en casa. Como curiosidad diré que si creo que son los que yo me imagino, todo empezó por una rencilla entre la familia y en concejal de turno que hizo la denuncia.  Así acaban los vacíos legales en este país. Escandaloso.
Esto no nos quita a la gente que tenemos mucha ilusión aunque poca energía, las ganas de seguir y luchar por otras opciones educativas para nuestros hijos. Señor legislador, señora legisladora, pongámonos manos a la obra!

Aquí podéis leer el comunicado oficial de A.L.E.

Y aquí os podéis unir a esta manifestación bloguera a propuesta de Silvia Cachia

domingo, 19 de diciembre de 2010

Mi modesto Top Ten que aprovecho para aprender...

Los mejores artículos de la blogosfera maternal
Perdón, me he colado y lo he puesto dos veces, las prisas no son buenas (Domingo, momento de la siesta...) Y no hay manera de arreglarlo.

Madre mía, pues me voy a animar y a animar mucho porque hace unos meses que acabo de empezar y por desgracia y falta de tiempo- difícil compatibilizar lo de los hijos pequeños, el trabajo, un proyecto de escuelita en ciernes del que ya os hablaré y cientos de cosas más- con el blog y la apasionante bolgosfera!

Los post los escribo a vuela pluma porque más que escribir me gusta leer.

Pero ahí van las entradas que quizás puedan servir para compartir y difundir, al final nos ponemos evangélicas...ja ja ja ja

¡DOS AÑITOS!

6 INTERFERENCIAS A LA CRIANZA RESPETUOSA HOY EN DÍA

EL PRECIO DEL CONTROL por NAOMI ALDORT

CAMPOS ELECTROMAGNÉTICOS (EMF). CÓMO AFECTAN A NIÑOS Y ADULTOS 

AMOR Y SOBREPROTECCIÓN

JUAN PUNDIK "No podemos consentir que se medicalice a los niños"

CÓMO ELEGIR EL MEJOR MÉDICO PARA SU HIJO, Por Robert S. Mendelsohn

EL FINAL DEL PUERPERIO

MÁS SOBRE BEBÉS Y NIÑOS

NO HAY DINERO PARA LAS MAMÁS



martes, 14 de diciembre de 2010

MÁS SOBRE BEBÉS Y NIÑOS

Diagonal, el único periódico al que estamos suscritos en casa, me ha publicado esta carta en su web,  también en la versión impresa.

Más sobre bebés y niños


Soy suscriptora de este periódico desde su génesis. También colaboradora ocasional. Sigo fiel a la línea informativa de Diagonal por su lucidez a la hora de analizar la actualidad social, política, económica y ambiental del planeta, por su espítiru crítico y por su empeño en conseguir una sociedad más justa para todos y todas. Pero hecho en falta algo: más universalidad e imparcialidad en ciertos enfoques, algo que fuese menos libertario y más universal, menos político y más humano. Un ejemplo podría ser el de los niños y los bebés, ellos son solo eso, humanos. Nada más y nada menos.


Tengo una hija de 27 meses que me ha enseñado en todo este tiempo lo importantísimo que es, si queremos una sociedad justa y menos neurótica, el respetar sus necesidades esenciales (gestaciones y partos respetados, lactancia natural, contacto con seres queridos, en concreto con la madre, acompañamiento, amparo, tranquilidad, contacto físico, comprensión) y sus procesos de desarrollo naturales, esto es, todo en su justo momento, ya que por desgracia esta sociedad fuerza las “adultizaciones” y exige al niño que ni siquiera ha tenido cubiertas esas necesidades de las que hablábamos antes o se han tapado con buenas dosis de TV, ibuprofeno, regalos y demás.


He leído artículos interesantísimos al respecto en Diagonal, como los dedicados a Casilda Rodrigañez, el del último número que hablaba de los derechos del niño en España, son loables las secciones de “cuerpo” los debates sobre el aborto… pero hecho en falta una sección, si quiera intermitente, que se dedique a la génesis de nosotros como humanos. Las carencias son el comienzo de la sumisión, un organismo vivo que no ha tenido lo que necesitó en su momento vive condenado a la más profunda desconexión de sí mismo, de los demás y del planeta y el universo, es un ser fácilmente manipulable y en el peor de los casos violento, en sus más diversas formas. El resultado lo podemos ver.


Temas como el parto, la gestación, lactancia, el maternaje socialmente apoyado, el importante papel del padre, las guarderías, la salud infantil y como se manipula (los TDAH…etc..), alimentación, educación, aprendizaje, derechos sociales. Todos estos temas podrían tener una estupenda cabida en vuestro periódico. El “cómo empezó todo” ¡es importante!

viernes, 10 de diciembre de 2010

EL PRIMER ¿POR QUÉ?

Ayer me encontraba yo con Catu en casa, leyendo un cuento, al poco rato de llegar del trabajo, justo cuando más necesidad tiene de mi presencia, cuando su padre cogió la puerta y se despidió diciendo que se iba a la Biblioteca Nacional. Al poco rato, mi hija preguntó por él.

-Oh! ¿Papito?
A lo que yo respondo, se ha ido a la biblio (sin especificar)
-Oh? ¿Po qué?

En ese momento sentí una especie de doble sentimiento, por un lado, que la apasionante etapa en la que su cerebrito empieza a razonar se acercaba y por otro lado que el bebé que era nos estaba dejando.

Catu fregando
A eso hay que sumarle que de las dos muelas que le quedan por salir una ya le ha roto la encía (la noche del martes entera, en vela, como mocos y demás, que se han quedado en dos días) y que estamos en plena regresión, se quiere meter debajo de mi jersey cuando toma teta, dice que es una bebita pequeña, se esconde debajo del edredón, detrás de las cortinas. Mónica Delgado, la pediatra nos lo ha confirmado. La regresión está ahí, la bebé ya nos deja en un tiempo.

A ese ¿Por qué? le respondí que a papá le gustaban mucho los libros y que por eso iba a la biblioteca, afortunadamente ahí se quedó todo…pero…continuará!

jueves, 9 de diciembre de 2010

NO HAY DINERO PARA LAS MAMÁS

Un post del blog del periodista (ex director del diario Público) Ignacio Escolar, sobre la decisión final de los 27 acerca de la duración mínima del permiso de maternidad. Una verguenza!


NO HAY DINERO PARA LAS MAMÁS

En una prueba más de que la soberanía europea reside en otra cámara distinta del Europarlamento –probablemente, en la cámara acorazada del Bundesbank–, los países europeos rechazaron ayer la ampliación del permiso de maternidad que habían aprobado los eurodiputados en octubre. “No hay dinero”, responden los 27 en una nueva decisión cortoplacista, de esas que en el futuro tanto vamos a lamentar. No hay dinero para que las mujeres puedan dar de mamar a sus hijos el plazo mínimo que recomienda la OMS y estén al menos 20 semanas de baja –en España, ahora son sólo 16–. Después, tampoco habrá dinero para las pensiones y alguien, más tarde, se volverá a preguntar qué pasa en Europa para que la población esté cada vez más envejecida, para que tengamos tan baja natalidad. No hay dinero, y vuelta a empezar.



Proteger la maternidad no es un gasto, es una inversión. Con todo, la excusa del dinero es más aceptable que la que ayer planteó el ministro de Trabajo español, Valeriano Gómez. Su posición es “flexible” y habla de aumentar el permiso “poco a poco”, pero el argumento es muy rígido: “La protección de la maternidad no debe de ser un freno para un retorno importante, rápido, de la mujer al mercado de trabajo”. Cojonudo, que diría un espárrago. Bajo esta óptica, si el permiso de maternidad es un “freno” para el empleo de la mujer, la solución al altísimo paro femenino español pasaría por acabar con esa fea costumbre de las señoras, empeñadas en dar a luz sin dolor, pero con baja laboral. ¿Cuál es el verdadero problema? ¿Cuál es el “freno” para el empleo femenino? ¿Cuatro semanas más de permiso de maternidad o que existan aún hoy en este país que presume de europeo tantísimos empresarios que discriminen a la mujer y la obliguen a elegir entre ser madre o su carrera profesional?

martes, 30 de noviembre de 2010

MOMO CARDONA, EDUCADORA: Nunca aconsejaría la falta de límites

Últimamente estoy releyendo el libro de Rebeca Wild "Libertad, Límites Amor y Respeto". Desde mi cerebro de ex-puérpera lo veo ya de otro modo, sé que me están queriendo decir y lo he aprendido através de mi hija. El sábado acudí con una amiga a una charla de Margarita Landazuri sobre su experiencia como adulta acompañante en el colegio Pestalozzi, muy interesante y educativa (para madres y padres). En cuanto pueda la colgaré en el blog. En el número de The Ecologist dedicado a la familia nos encontramos con esta entrevista de una experiencia similar.

Entrevista a Momo Cardona por Antonio Blanco para The Ecologist nº 43.




NUNCA ACONSEJARÍA LA FALTA DE LÍMITES
Momo Cardona, es educadora y trabaja por su cuenta. Su último proyecto es Momo amb La infancia”. Según ella “trabajo para dar servicio a toda persona relacionada con los niños y desee generar “el arte de educar” acompañando.
Unos de sus lemas es “Si yo, adulto, te amo a ti sin condiciones, tú te sentirás amado y amarás. Si te respeto tú respetarás. Si confío en ti, tu confiarás en la vida y en ti mismo. Si te permito ser, tú serás lo que quieras, ya que es tu derecho”. El problema actual en torno a la educación infantil, es que el fracaso de la sociedad es absoluto (nos imaginamos, a la sociedad contemporánea).Las familias se descomponen los padres no están en casa, en la escuela se imponen sistemas ajenos al sentido común, los profesores han perdido toda la autoridad, todo es un descalabro absoluto...Mientras, renacen otras formas de educar en las antípodas de los sistemas oficiales y oficialistas.

¿Qué es “Momo con la infancia?”

Una vocación, coherencia, compromiso y amor a los niños. A la vez sintiendo la necesidad que expresan muchos adultos, ofrece: escucha, empatía, asesoramiento y acompañamiento, cursos...

¿De qué hablas cuando hablas de “el arte de educar”?

Educar suele ser un “yo adulto te digo lo que tienes que hacer, como hacerlo y cuando. Me pongo frente a tí y dirijo tu vida, la manipulo, la invado y chantajeo. Robo tu libertad y tu creatividad y te preparo para un mundo competitivo donde “tener” está más valorado que ser. Te cubro de expectativas, te traspaso miedos y frustraciones, te amo dependiendo de como te portes, antepongo mis necesidad a las tuyas y te entrego en manos del sistema incluso antes de nacer.” El arte de educar es preguntarme si estoy dispuesta a trasformar mi vida por ti, en confiar en tu genuino potencial, es permitirme que experimentes la vida, es no invalidar tu autonomía y poder de decisión, es aceptar todas tu emociones, es convertirme en una adulta humilde que te observa para aprender de ti, es proporcionarte aquello que necesitas para completar tu evolución, es respetar tus procesos de vida, es ofrecerte seguridad y confianza, es permitirte ser lo que tu quieras, es ponerme a tu lado y acompañarte, haciendo un trabajo íntimo y profundo conmigo misma para facilitar tu camino.

RESPETO Y AMOR

-¿Por qué según tú, es necesario tu trabajo?

Porque los niños merecen, por derecho de nacimiento, ser respetados, amados y protegidos, y esta s nuestra responsabilidad.

-¿Quién educa pero a sus hijos?

No me siento cómoda con la palabra “peor”, aunque creo entender tu pregunta. Educa pero quien está peor. Según Erich Fromm “no existen niños difíciles si no adultos difíciles”. La realidad es que hay papás que todavía no pueden aceptar esto, y, si no somos capaces de revisar nuestros propios malestares, dificilmente comprenderemos, aceptaremos y acompañaremos los malestares de los niños.


 ¿Quién fracasa más, las escuelas o las familias?

Para mí el fracaso es global, puesto que la sociedad somos todos, ha normalizado lo que en mi opinión no tiene nada de normal.

FRACASO Y CONSECUENCIAS

 ¿Cuáles son las consecuencias de este trabajo global en la educación?

Estrés, agresividad, impaciencia, intolerancia, frustración, impotencia,desidia, vacío, falta de respeto, confusión, tristeza. Más niños diagnosticados y medicados, más bajas laborales. Más consumo de sustitutivos de calidad de amor, más actitudes temerarias.
 ¿Surgen nuevas formas de educar, como educar en casa?

Más bien diría que resurgen formas que ya existían, basadas en el sentido común, aunque muy opuestas a los intereses que nos rigen...que las llamamos alternativas. En Europa y América estas alternativas son aceptadas por el Estado. En Michigan por ejemplo, Clonlara school tiene diseñado un programa de apoyo a familias que educan en casa extensivo a todo el mundo y del que España se beneficia. Existen también escuelas activas, asamblearias, no directivas, libres, dependiendo de las bases pedagógicas distintas, aunque en nuestro país todavía no son reconocidas ni legales cuando los niños superan la edad de 6 años.

 ¿Qué experiencia has tenido?

La primera y preciosa, acompañar durante tres años a 20 niños de entre 3 y 9 años, en un espacio respetuoso, diseñado para poder avanzar en las distintas etapas evolutivas. El respeto a sus procesos vitales, la no manipulación, ni invasión ni expectativas, la ausencia de curriculum, de libros de texto, de calificaciones, la presencia exclusiva del adulto, la oportunidad de vivir la autonomía, la libertad, ls normas y los límites hicieron posible que mis intuiciones fueran realidades. Acompañé a niños vivos, alegres, libres, responsables de si mismos y con poder de decisión. Niños con tal presencia que objetos que se pueden considerar peligrosos nunca lo ha sido para ellos (resumen de la transcripción). Niños creativos, respetuosos, seguros, confiados, autónomos, con capacidad de solucionar sus propios conflictos, no competitivos. Niños que, “jugando”, integraban mates, leyes físicas, química, lectura, escritura, artes... Viví en un entorno relajado, acompañé emociones, conté cuentos, corrí y jugué al escondite, lloré, reí, canté, y descubrí que ellos son mis verdaderos “maestros”. Posteriormente inicié la etapa de “acompañar” al adulto en diversas modalidades: escuelas, proyectos, familias...

NIÑOS Y SOLEDAD

¿Pueden los padres educar si apenas están en casa?

Lamento decir que no.

¿Cuál es el equilibrio correcto entre la autoridad y el “campi qui pugui”?

Si te refieres al equilibrio entre libertad y límites, nunca aconsejaría la falta de ellos. He visto niños muy perdidos con auténtico caos interior y exterior, pidiendo a gritos “por favor adulto ¡párame!, no puedo ser responsable de lo que todavía no me pertenece, no me des lo que no puedo gestionar por mí mismo”. Y este caos, nos guste o no, lo origina el adulto confundido. Confundido en “quiero que te sientas libre, y por lo tanto no te puedo decir no a nada, mucho menos castigarte (eso me lo hicieron a mí y sé lo humillante que es)”. Sin embargo, poner un límite claro y firme, desde la calma, el amor y el respeto, garantiza seguridad, confianza, armonía y equilibrio, nada que ver con lo mencionado anteriormente.

FRACASO ESCOLAR: ESPEJO DE UNA SITUACIÓN GLOBAL

El fracaso escolar tiene en España tasas altísimas, alarmantes. Ya no es responsabilidad exclusiva de los chavales. La cosa va mucho más allá. Hoy ya los especialistas se atreven a hablar claro. La desestructuración social global y el que existan cada vez estructuras familiares más débiles hace que los niños se encuentren en una situación precaria en diversos aspectos. Desde bebés, pasan gran tiempo de su tiempo en guarderías. Se habla ya de desarraigo afectivo de los niños, un desarraigo que tendrá “implicaciones negativas en su posterior desarrollo psicológico agravado por la falta de tiempo de los progenitores para supervisar su proceso madurativo”. Según el informe “Magisterio”, de 2008, el 31,2% de los jóvenes entre 18 y 24 años no terminó la Secundaria superior; en el resto de Europa este porcentaje no llega al 15%. La revista especializada Magisterio, en su informe sobre el abandono escolar temprano en España en el 2008, da cuenta de que el problema en España no da tregua y sigue creciendo. La novedad reside en que los especialistas hablan cada vez más de factores exteriores para evaluar los casos. Si fallan las estructuras sociales y familiares y los valores de la propia escuela, ¿de quién es el problema, de los niños y chicos, o de la sociedad en general?

lunes, 22 de noviembre de 2010

CÓMO ELEGIR EL MEJOR MÉDICO PARA SU HIJO, Por Robert S. Mendelsohn

He aquí un librito que aportó, desde el principio, tranquilidad a toda la familia.
Cuestiona la visión mecanicista, alienante y alopática de la salud de los que más queremos y cuando tiene que quitarse el sombrero ante la clase médica lo hace cuando se trata de accientes e intervenciones quirúrjuicas.  En el resto del libro insta a los padres a la observación con amor de la salud de sus hijos y a ser ellos los principales actores. Un must de la crianza con consciencia.

Aquí os dejo unas pautas a la hora de escoger el pediatra de vuestro hijo o hija.

Una vez seleccionado el médico, observe estrechamente su conducta, durante el tiempo que esté con su hijo, manteniendo en mente lo aprendido en este libro…. Estas son las cosas que debe usted vigilar para determinar si el pediatra que eligió para su hijo es el adecuado.
1. ¿Examinó bien a fondo a su hijo, tomándole una historia completa durante la primera visita al consultorio?


2. ¿Le ha solicitado en esta y otras visitas que le cuente sus observaciones personales acerca de la condición física y emocional de su hijo? Esta es una parte vital de la historia que ningún médico debe soslayar


3. ¿Cada vez que usted formula una pregunta, escucha lo que usted tiene que decir? Muchos médicos no lo hacen


4. ¿Contesta a sus preguntas voluntariamente, reflexivamente y cabalmente o las descarta sin hacerle mucho caso?


5. ¿Se relaciona calurosamente con su hijo y gana su confianza y afecto desde el principio?


6. ¿Le ofrece una prescripción o es suficientemente honrado como para admitir que su hijo no necesita nada?


7. ¿Explica cabalmente los peligros y efectos secundarios de las medicaciones e inmunizaciones (vacunas) que prescribe?


8. ¿Sus visitas al consultorio son tratadas como ejercicios rutinarios de administración de medicamentos, o evidencia un gran interés aconsejándole como mantener la salud de su hijo?


9. ¿Cuándo usted le formula una pregunta, tiene suficiente integridad para decir, “no sé”?


10. ¿Responde prontamente cuando una emergencia la obliga a usted a llamarlo por teléfono?....

Siempre mantenga en mente que Usted y no el médico es el actor principal en la salud de su hijo. El médico apropiado podrá ayudarlo cuando esté gravemente enfermo, pero Vd. Tiene la responsabilidad de cuidar de su salud!

Dr. Robert S. Mendelsohn

“Cómo criar a un hijo sano a pesar de su médico”

viernes, 19 de noviembre de 2010

CUENTOS INFANTILES SOBRE CRIANZA CON APEGO

Echábamos de menos algo así! Escritos por una compañera de crianza y foro Elena de Regoyos e ilustrados por dos mujeres brasileñas, los podéis encargar en Siriñadas.com

lunes, 15 de noviembre de 2010

JUAN PUNDIK "No podemos consentir que se medicalice a los niños"

Juan Pundik, presidente de Filium, lleva desde el año 2006 (año en que la Agencia Europea del Medicamento decide autorizar el uso de antidepresivos a menores de 18 años) luchando contra la medicalización de la infancia en las instituciones europeas. Actualmente dirige la Plataforma contra el prozac y la medicalización de la infancia y ataca a la industria farmacéutica que hace negocio a costa de la salud física y mental de ciudadanos, en este caso del menor. Lo peor es que como sucede en el caso del medio ambiente la evaluación de los efectos de los fármacos la realiza la propia empresa y la burocracia se limita a dar el visto bueno, usualmente al formato de análisis de riesgo que son pobres y falsos en contenido.  Actualmente su expediente de denuncia contra estas corruptelas sigue abierto.  Trastornos como el TDAH, la depresión, etc, son prontamente tratados por supuestos profesionales de la psiquiatría y la psicología  en todos los ámbitos con fármacos que empresas como Lilly, venden. Aquí una extensa entrevista del número 104 de Discovery Salud , también en formato digital  y un artículo de ABC. Espero que lo encontréis interesante


Intervención de Juan Pundik en el Parlamento Europeo


viernes, 12 de noviembre de 2010

Las niñas ya no quieres ser princesas

Os copio este maravilloso artículo de Nuria Otero, Vicepresidenta de la asociación Criar con el Corazón,  y paisana mía, que habla sobre las generaciones que están creciendo en este país, los que serán amigos y amigas de nuestros hijas e hijos. Gracias Nuria!


“Las niñas ya no quieren ser princesas

y a los niños les da por perseguir

el mar dentro de un vaso de ginebra;

pongamos que hablo de Madrid”

J. Sabina

Podríamos hablar también de La Habana, de Nueva York, de Buenos Aires o de La Coruña. Los jóvenes han perdido sus valores, sentenciamos tanto los profesionales como la portera, sin saber muy bien a qué hacemos referencia con dicha expresión, ni tampoco si será cierta. A la vez, sin definir exactamente qué entendemos por valores, aducimos que el problema fundamental es la falta de límites, que hemos creado una generación que ha obtenido todo lo que ha querido sin conocer ni una sola frustración, sin haber aprendido lo que es el respeto y sin haber recibido un “no” a tiempo.

Discrepamos profundamente. Frente a todo lo que los maestros, pedagogos, pediatras y vecindario en general creen y promulgan, opinamos que la actual generación de jóvenes es quizás la más frustrada de la historia, emocionalmente hablando. Estos adolescentes de los que hablamos han recibido muchos juguetes por Reyes y comuniones, han ido a más clases particulares, de refuerzo y extraescolares que ninguna de las precedentes, han comido bollos, golosinas, pizzas y hamburguesas jamás soñadas por sus padres y mucho menos por sus abuelos. Pero han sido víctimas de una metodología absolutamente conductista que ha olvidado los efectos a largo plazo en aras de los resultados inmediatamente mensurables. Son aquellos a los que “hemos enseñado” a tolerar la frustración, son los que lloraron incansables porque les dejábamos en la guardería, son los que “aprendieron” a compartir porque los adultos lo decían, aunque no lo hacían, son los que tuvieron voz en las reuniones familiares, pero carecieron de voto, son los que tuvieron música y libros y juguetes educativos pero nadie que jugara con ellos, son los de la “tele”, la “play” y el “móvil”, trastos que aprendieron a usar por sí mismos y que nadie se preocupó en compartir o enseñar o explicar, son los de las “asignaturas transversales” que todos, hasta los profesores, consideran “marías”; en fin, son los que recibieron, al nacer, un maravilloso libro de instrucciones sobre cómo comportarse, pero los que menos han visto a sus padres y a sus abuelos, los que menos han jugado a la pelota en la calle, los que no han dormido con la abuela, ni con los hermanos, los que tuvieron lactancia pautada cada tres horas para que no se “malcriaran”, los que comieron verduras cada jueves porque tocaba (aunque mamá comiese macarrones porque el brócoli no le gusta), los que se durmieron llorando sin consuelo porque nacieron tomándonos el pelo, los que fueron a la escuela a edad más temprana, y a la guardería para socializarse. Eso es lo que ocurre, que nuestros hijos están mal criados, no malcriados.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

EL FINAL DEL PUERPERIO

Madre mía que razón tenía/tiene la Gutman, dos años, como dos soles, (bueno, hay que añadirle el embarazo) de sensaciones animales, dudas (siguen ahí como algo bueno), agotamiento (esto si que se podría haber evitado de existir otra política social en este país), algo de “desnorte”. Las hormonas que van y vienen, el neo cortex al trote y el sistema libidinal al galope. Y como se disimula, se disimula como se puede, en esa sociedad anestesiada dónde ya nadie se entera de nada o no se quiere enterar, ¿qué tal el embarazo? “uy no me enteré de nada? Qué tal el parto? Uy! No me enteré de nada! ¿Qué tal la crianza? Uy! duerme de un tirón y en su habitación Mal asunto no? Eso de no enterarse de nada…una olla a presión sin espita.

Y es cierto, a los dos años aproximadamente “la nuez” empieza a funcionar de otra manera, es curioso, ya no olvidas tanto cosas que no tiene importancia, los olores cambian, tu olores, ya no te sientes tan animal aunque sabes que lo sigues siendo, el cuerpo cambia, todo a su tiempo, enlazas unos temas con otros, la conversación es más estructurada, más fluida, recuerdas, ordenas, te perdonas, creces, duermes mejor (se nos hace mayor Catu!).

Pues sí, he llegado al final de mi puerperio.

jueves, 4 de noviembre de 2010

LOU (y papá está en paro)

Esta primavera pasada

Lou, es nuestro perro. En realidad se llama Louco, un nombre que le puso mi hermano pequeño que nunca me gusto demasiado porque no es nada descriptivo y que derivó en Lou. Lo adoptamos en la "Asociación las Nieves" hace ya 4 años, el caluroso final del verano del año 2006. Pesa 20 kilos y es un cruce entre Gos D’atura y Grifón francés, así que tiene un pequeño lío de personalidades aunque es eminentemente pastor. Llegó muy mal, emocional, psicológica, y físicamente y qué curioso, un adiestrador nos dijo una vez que ese miedo no necesariamente tuvo que haber nacido de algún maltrato si no que con una simple separación temprana de la madre era suficiente, qué curioso que se tenga en cuenta eso en estas especies y no en la humana, me parece el colmo. Ahora ya está más o menos bien aunque le tiene un miedo/respeto muy grande a hombres y digo hombres que no conoce.

Él fue nuestro bebé hasta que Catu vino al mundo. Dábamos largos paseos con él, lo llevábamos de vacaciones, a la playa en invierno, al monte.Cuando Catu nació estuvo tremendamente deprimido, era el príncipe destronado, tenía una expresión en los ojos realmente triste, pero cuando la bebé empezó a moverse por si mima, a gatear con sus 9 meses, la olía, la miraba, la seguía, se acostaba para que jugase con él. Cambió cuando ella empezó a moverse solita.

Lou es  tranquilo, pacífico, no se pone nunca malo, es extremadamente fiel, leal y mimoso, eso sí, desde que Catu corre, es aparecer un macho en lontanaza y defenderla a capa y espada. Más de una escenita nos ha montado de abalanzarse encima de otro macho, que muchas veces no sé como resolver, es superprotector con mi hija.

El pobre también hace de "sparring", en nuestras salidas por las tardes de mucho sueño y cansancio, cuando no obedece ha tenido que aguantar a una dueña cabreada y malhumorada que luego se ha arrepentido, incluso en pleno invierno y los días en los que el papi de Catu llegaba tarde teníamos que salir Catu y yo a las 20 o a las 21:00 abrigaditas a que hicera pipí y caca. Lo llevábamos con filosofía aunque yo no sé muy bien de dónde sacaba las ganas y hablo en pasado porque tenemos al papi parado, por fin y después de 12 años, un finiquito sustancioso, ya no estaremos más solitas por las tardes y las noches! Para mí fue un reto que creo que a pesar de los malos momentos he superado!.

A Lou nos lo llevamos a casi todos los lados en los que sabemos que va a ser bienvenido, tenemos la suerte de tener amigos que lo acogen con cariño cuando no podemos llevarlo con nosotros, si es cierto, un perro limita, pero como limita un niño, limita a quien se ve limitado no a quien disfruta de ellos y con ellos.

Aquí Catu tenía 17 meses con su Lou del alma

Catu lo quiere mucho, él le consiente cosas que a nosotros los adultos no. Y ella lo trata bien, jamás he visto crueldad en sus actos, si pura experimentación, pero siempre con mucha sensibilidad, la de una bebé como ella. Lo abraza, lo estruja, se le echa encima, está pendiente de si bebe, de si come (más de una vez le he tenido que quitar la comida del perro de la boca ¡Puajs!), de si bosteza, le tira la comida que no quiere…algo me dice que a pesar de todo, de maldecirlo en alguna ocasión, de preguntarnos por qué con la vida que llevamos tenemos perro, algo me dice que merece la pena, que Catu aprende cosas de él y de nosotros a través de él. Que Lou la quiere a su manera y que ella lo quiere, se nota, lo quiere mucho.

jueves, 28 de octubre de 2010

AMOR Y SOBREPROTECCIÓN

Hace relativamente poco que me planteo este tema de forma seria. Es como si las cosas fueran viniendo cuando tienen que venir. Hace poco también leía una noticia que hablaba de un crío de 13 años en Italia que no sabía andar o andaba con dificultad y bueno, se me vinieron a la cabeza muchos síndromes, el de Munchaussen el de Munchaussen invertido etc etc etc. Las causas de la sobreprotección pueden ser varias y no vamos a entrar a analizarlas (narcisismo, control...) . Muchas y muchos hemos visto a madres y padres sobreproteger a "bebés" de 20, 30 de 40 años... curiosamente, muchas veces, son estas mismas madres o padres los que reprochan el "exceso" de mimos en forma de lactancia prolongada, colecho, etc. ¿Qué paradoja, no?

La línea entre amor y  la sobreprotección es muy delgada, tan delgada como que muy frecuentemente se suelen confundir y todos acabamos por caer de una manera u otra. Un niño puede estar sobreprotegido y no sentirse en absoluto amado. El amor, bien sabemos, es algo que importa al que lo recibe y al que lo da, por ello ha de llegar también a esa persona, a su destinatario, solo eso puede identificarse como tal por mucho que nos empeñemos en querer y que nos quieran. En los niños esto tiene una relación directa con sus necesidades, necesidad de atención, de cuidados, de autoestima, de dignidad física y psicológica, de armonía y muchas cosas más.

Mi intuición me dice que es sobreprotección, por ejemplo:

• Evitar que el bebé en la etapa de invitación a la ingesta de sólidos no pueda tocarlos y llevárselos a la boca (el interesante post de Eloísa me lo ha recordado) . Recuerdo que Catu comía barritas de espelta con 7 y 8 meses y trozos grandes de fruta.  Lo hicimos por pura intución y para que negarlo, comodidad. Nunca se atragantó.

• Evitar que el bebé gatee o se mueva libremente por donde quiera, en un entrono preparado, si no corre peligro, siempre acompañado. Tenerlos sentados, llevarlos en brazos o en carrito cuando ellos desean andar, gatear o correr y no corran peligro (peligros que habremos de explicar previamente con palabras sencillas)

• Evitar que ande, porque se puede caer

• No sacarlo a la calle porque hace “mucho frío” o “mucho calor” (esto último ya es más peliagudo)

• Acercarle cosas o darle cosas que no ha pedido.

• Solucionar sus “problemas” por defecto, emocionales, físicos… (siempre recuerdo el ejemplo del Langui, cantante de la Excepción, que de pequeño sufrió un ataque de polio, sus padres jamás le bajaron el bote de Cola.Cao al estante de abajo como dice en una canción)

• Ayudarlos a subir un columpio, instalación, barera arquitectónica, (muchas) si ellos no quieren que les ayudes (dependiendo del niño bebé esto suele ocurrir en la etapa del “no” y el “mío”). En el campo o entornos naturales, lo mismo.

• Regañarles porque se suben a sitios, van a sitios que les resultan atractivos y menos, asustarse-asustarlos y aún echar broncas a bebés de un año por irse del lado de sus padres como he visto yo, muuuchas veces.

• No dejar que toquen ciertas cosas.

• Decidir que cosas les dan miedo o no sin antes preguntar o averiguarlo. Trasmitir o imponer nuestros miedos a, por ejemplo, perros, animales en general, ciertas personas, situaciones etc. (aunque en la época fusión madre bebé que dura aproximadamente hasta los dos años o más se suelen trasmitir por defecto).

• Acabar o hacer nosotros sus juegos. Intervenir en sus relaciones y sus juegos cuando ellos no lo quieren así.

• Vestirlos si se quieren vestir ellos solos.

• Darles de comer si quieren comer solos.

• "Tapar" los síntomas de ciertas enfermedades o abusar de los medicamentos.

• El exceso de higiene

Y muchas cosas más como darles teta cuando no la piden, por ejemplo, cuando se caen...  el exceso de elogios etc etc.

Todas estas cosas, en las que nos reconocemos y que normalmente se suelen hacer porque “hay prisa” o “porque ellos no saben” no fomentan su autonomía y no hacen que se sientan más “amados”.

No es sobreprotección ayudar si piden ayuda o responder a sus demandas, defenderlos de niños pegones cuando son pequeñitos, no tienen recursos y defendiéndolos de forma pacífica se sentirán valiosos y tomarán nota para hacerlo ellos en el futuro, escoger alimentos sanos, entornos sanos, el colecho, evitar que vean mucho "la tele" (o que no la vean en absoluto, aunque aquí hay todo un debate), prestarles atención proactiva, no querer escolarizarlos para que se "acostumbren " (¿qué se acostumbren a qué? ¿a sufrir?) la lactancia a demanda y la prolongada, llevarlos en brazos si ellos quieren, el porteo...

Como veís el límite es difuso pero ellos y ellas nos van enseñando!



lunes, 25 de octubre de 2010

CAMPOS ELECTROMAGNÉTICOS (EMF). CÓMO AFECTAN A NIÑOS Y ADULTOS

Hace unos meses mi tía, docente desde hace muchos años, me contaba su desasosiego al enterarse de que este curso 2010-201 iban a instalar en su clase 20 ordenadores para los niños con conexión Wi-Fi (Proyecto del Gobierno llamado “Escuela 2.0”). No vamos a entrar aquí a valorar hasta que punto el sistema educativo mejorará con la introducción de ordenadores en sus aulas, si bien es cierto que las nuevas tecnologías ya no son un secreto para los niños y su uso puede ser muy útil a muchos niveles.
Vamos a hablar de campos electromagnéticos y de como nos afectan (incluídos niños y bebés) en concreto, las ondas electromagnéticas de extremadamente baja frecuencia esto es, las que emiten móviles y aparatos WI-FI entre otros.  Al final y afortunadamente mi tía lo ha conseguido después de mover Roma con Santiago, esto es, dar la lata burocráticamente en las altas esferas.

Foto que tomé en un parque griego estas vacaciones
Se sabe con certeza que la contaminación electromagnética así como la química, esta generando nuevas enfermedades, los médicos se ven forzados a actualizarse, aunque les queda muuucho por delante, e igual que ahora siguen con el rollo de: “debe hacer Vd. ejercicio y no comer grasas saturadas” tendrán que acabar diciendo que nos alejemos de fuentes emisoras de estas ondas o que evitemos el uso de cosméticos, productos de limpieza, biocidas y demás por la Sensibilidad Química Múltiple (SQM). La electro hipersensibilidad existe y cada vez más, o si no que se lo pregunten a los responsables del Hospital Clínic de Barcelona que cada vez están más familiarizados con estos temas.

La historia de la investigación independiente al respecto está llena de oscurantismo. Hace unos años un informe que la Comisión Europea encargó a una consultora independiente al respecto llamado “REFLEX” acabó olvidado en el cajón de algún director general “aleccionado” por el lobby de las telecomunicaciones. Nunca más se supo nada y hace poco que ha visto la luz

Pero las cosas han cambiado, la evidencia era, es y será tan aplastante que la Agencia Europea de Medio Ambiente ha sacado un informe sobre los riesgos de la exposición a estos aparatos en el día a día

Los efectos de la contaminación electromagnética (muchos campos electromagnéticos de extremadamente baja frecuencia) sobre todo en niños y bebés (y en adultos!) están saliendo a la luz, por fin! Desde dolores de cabeza, hasta cansancio crónico, leucemias y mutaciones en el ADN… Aquí algunas conclusiones sobre su influencia en la salud pediátrica

Una resolución del parlamento Europeo de hace un año solicita y apremia al resto de instituciones a que se consideren estos riesgos y se aplique de forma contundente la Directiva 2004/40 de protección a los trabajadores contra estos campos electromagnéticos.

Y ya como colofón, adjunto el testimonio de George Calo, ex trabador de Motorola que habla en un vídeo sobre como afectan a la salud las ondas electromagnéticas producidas por el uso del teléfono móvil que según parece: ha de limitarse su uso, procurar no intentar hablar cuando no haya mucha cobertura y escapar de las antenas. En este otro vídeo el buen hombre explica por qué se desarrolla la hipersensibilidad)

En estos enlaces tenéis más información

Blog del periodista independiente, padre y amigo Miguel Jara:


Blog da Plataforma contra a contaminación electromagnética de Euskadi:


La plataforma Vallisoletana contra las antenas de telefonía móvil


Y si queréis firmar para que los gobiernos (presionados por los lobbys) se muevan


Un apunte de última hora. Aquí podréis averiguar la Tasa de Absorción Específica (TAS) en los diferentes modelos de móvil. Y esta página de NEXT-UP, una organización europea sensibilizada con estos temas mucha más información.

Os aseguro que después de leer algo de esto no veréis vuestro móvil ni vuestro ordenador con los mismos ojos.

viernes, 22 de octubre de 2010

MOMENTOS

En la cama, temprano, el despertador está a punto de sonar, Catu se despierta, mami, tetaaaa, bajito, así con su vocecilla dulcísima, toma su teta, me abarza, quiere que la acurruque conmigo, quizás sabe que pronto la dejaré por unas horas. 7, 8. Cuando la acurruco me dice, mamicaaaaa (le ha dado por llamarme así) tranquila, feliz, amorosa, confiada.

martes, 19 de octubre de 2010

NOSOTRAS A LO NUESTRO: EL PENSAMIENTO NEOCON O EL ARTE DEL ESCAQUEO

Cuando abrí este blog hace poco, me dije a mí misma que iba a intentar no caer en el “rápido rápido”si no en escribir cosas a mi ritmo y que me vibraran por dentro. Como dice Jeremy Rifkin, acumulamos y tratamos más información de la que podemos asimilar, y que, según los expertos se olvida en unos tres meses´.  He dudado mucho en escribir este post, además, estaba planeando escribir uno sobre como afectan los campos electromagnéticos a bebés y niños, mi tiempo escasea y ya hay por ahí muchos blogs que comparten mi indignación. Pero no me puedo reprimir en este caso.


Precisamente por ser este “tema” tan ofensivo y poco riguroso no me que gustaría que cayera en el olvido (aunque sea por tres meses). Hablo del Artículo del domingo 17 de octubre de 2010 (que ojeé al vuelo mientras Catuxa estaba con su padre ya que una compañera de foro lo había colgado) del prescindible Magazine que acompaña al diario “El Mundo” sobre lactancia natural y su incompatibilidad con la “mujer”. Este Magazine a muchas y muchos siempre nos pareció chabacano, amarillo, fulero…algo muy de la nueva derecha “ilustrada” y “fashion”, con ello no quiero decir que otros estén mucho mejor, no, en casa tenemos la sana costumbre de no consumir prensa generalista desde hace muchos años, por la sarta de tontunas, mentiras y demás que hay que leer en ella.

Este Artículo no es una excepción. Es más, el propio periódico se olvida de su propia hemeroteca. Justifican el auge de la lactancia materna como algo perteneciente a una mera moda, cuando la “moda” impuesta para nuestra especie ha sido en realidad el biberón. Lo llenan de datos falsos como que ¡que los niños de norte que toman biberón son más altos y sanos que los de sur que toman teta! (Pobrecitos “pobres”!) o que cómo nos vamos a quedar en casa con nuestros hijos cuando nos espera una “apasionante” jornada de explotación de 8 horas fuera por dios!. Es el pensamiento neocon, parece que a la señora Machado le va muy bien así, el súmmum de la sumisión a las compañías, enrevesado y llevado al paroxismo. Podían haberle dado otro cariz más de “libre elección”, de que se puede criar con biberón si las cosas han salido mal y ser una crianza llena de apego y cariño, sin llenarlo de mentiras, les hubiera quedado mejor, aunque su prestigio ya dejaba mucho que desear desde que salió el número 0.
En su portada aparece una mujer (una modelo?) pintada a modo de una vaca con un bebé en brazos. Ahora resulta que las madres que damos de mamar somos vacas, no madres.

Lo que pulula detrás de este Artículo no es más que otro buen ataque como mejor defensa a ese famoso sentimiento de culpa que inunda el espíritu de muchas madres y padres aquí y ahora y que muchas notamos y a veces se puede cortar con cuchillo. En todos estos artículos, nacidos muchos de la publicación del libro “La Femme et la Mere” (la femme adrenalínica que ellas construyeron en los 60-70) de Elisabeth Badinter, se apela a que muchas madres que no dan el pecho u optan por una crianza más desapegada se las tacha de malas madres y se sienten culpables. Todas y todos por nuestra cultura judeo-cristiana sabemos como sabe la culpa. Yo como madre y desde el nacimiento de mi hija he tenido que currármelo mucho porque los aprendizajes a nuestras generaciones nos pillan “sobre la marcha”. La culpa es el motor de estos artículos. Es ese cómodo sentimiento que está ahí y que invita al victimismo y a la inacción. Ahí podíamos meter a todas estas periodistas, que ven la maternidad como un modo de opresión, que niegan que segregemos hormonas, que formamos parte de la naturaleza y que aún así se puede pensar desde una perspectiva crítica y constructiva.
Una madre no es culpable de nada por decidir dar o no el biberón a su hijo, no somos culpables, somos responsables y las responsabilidades hay que asumirlas con todas las consecuencias como elección consciente. Como dice Yolanda González en su estupendísimo libro “Amar sin miedo a malcriar”
“Los padres, los profesores, los profesionales de la salud y los adultos en general somos portadores de actitudes saludables o patológicas, según nuestra propia historia personal global. Por tanto, somos responsables, que no culpables, de los resultados que observamos en la infancia y más tarde en la adolescencia”

A estas “periodistas de investigación” y a los lectores de este infame “Magazine” (ya sabemos que el periodismo de investigación se ha quedado en Wikileaks) les diría que, primero, se informen bien,  segundo, no sesguen la información a su “manera” y  tercero: aquí no se trata de culpabilidades si no de responsabilidades. Una madre y un padre son responsables de la salud física y emocional de su hijo, de su integridad, de su educación, de su entorno. La lactancia natural y la prolongada no ha sido un camino de rosas para muchas (a mí también me dolía al principio) y luego me incorporé a currar cuando Catuxa tenía 6 meses, las noches ha sido muy duras. Y aquí estamos, y como responsable de mi hija sé que le hago mucho bien así y a mí también, me ayuda a segregar oxitocina en vez de adrenalina, a estar unidas, a entendernos, a amarnos.

Como dice Ileana citando “El Quijote” Ladran Sancho, luego cabalgamos, pero por favor, que ladren un poco mejor, al menos que no “desinformen”.



Os dejo aquí, la que es para mi gusto la carta de las cartas a este periódico por semejante despropósito.

jueves, 14 de octubre de 2010

EL PARQUE DE LOS HORRORES

Desde que Catu es pequeñita, las tardes que pasamos solas las dos que son la mayoría, intento, si la climatología lo permite, que pase el mayor tiempo posible fuera. Afortunadamente nuestro barrio en Madrid tiene mucha zona verde, muchos sitios dónde ir a correr, saltar y esparcirse. Con ella he ido creciendo y aprendiendo, aprendiendo de ella, a abrir los ojos (si mi estado vegetativo me lo permitía o me lo permite, je je) y acompañarla. Unos días son mejores, otros más cuesta arriba, por ese querer y no poder que suele nacer de la falta de sueño y descanso (parece que la cosa está cambiando, parece?) Y ha habido días y días en los que la buena intención se diluye en el charco del cansancio, pero el general estoy contenta, satisfecha, he jugado y juego mucho con ella, yo soy su referente y me imagino que una temporada comenzará a sentir interés por otros niños y niñas. Estas tardes, muchas de ellas, las pasamos en un parque que tiene esos columpios para bebés, esto es, esas cestitas que hace que no se caigan y que Catuxa adora.

Es curioso pero en esos parques, en mi vecindario, en mi entorno natural, me siento sola. No es una soledad física en la crianza que de eso sé un rato, es soledad emocional, espiritual. En esos lugares en esos parques, he visto y veo a niños cansados, hastiados, stresados, machacados, humillados, son niños que gritan a los demás, empujan por sistema, insultan… en un sitio en el que se supone lo van a pasar bien, disfrutar y relajarse, del “trabajo” del cole, de esas 8 horas, lejos de sus hogares de “memorización, repetición, deberes y demás” se da la casualidad de que no es así y no precisamente porque su padre o su madre hayan tenido un mal día, no. Insultos, comparaciones, se les fuerza a compartir, se les manda a la esquina de pensar (en un parque!!!), y lo que más daño me hace ver, las rabietas desatendidas: Este pasado fin de semana un niño de unos 3 añitos, lloraba solo, y desesperado durante media hora, la gente se le acercaba y el padre desde una esquina les encomiaba a que se fueran, que no le pasaba nada. Esos son métodos modernos al más puro estilo TV. Eso lo hemos visto mi hija y yo, no una ni dos ni tres si no casi siempre que vamos a ese parque al que le estoy cogiendo una manía horrible, pero claro, a Catu le gustan esos columpios, trepar, quedarse mirando a los otros niños, a veces se siente intimidada. Pienso en esos niños dentro de 10 o 20 años, y pienso también en mi hija.

A veces sí, a veces te encuentras con esos padres y esas madres que como yo y muchos hacen lo que pueden y que guardan cariño en sus corazones y con los que intercambias algún guiño, algún saludo. Pero así como veo que hay “grupitos” de padres, nosotras siempre vamos a nuestra bola, con el perro. Me gustaría tener las herramientas, la energía y recursos para poder acercarme a ellos hablar, intercambiar (sinceramente Catuxa me reclama y no lo lleva bien, por ahora) , pero veo mucho “hormigón armado” que si nos ponemos a teorizar, no son más que estrategias defensivas y neuróticas de una personalidad carenciosa que ha sufrido (de eso, los que nos hemos dado cuenta, sabemos algo…). Así que, dado que no dispongo de esa energía, no tengo amigos ni conocidos en el barrio, solo algunos vecinos con los que estoy encariñándome que con humor ya me tienen por la jipi  y con quien me veo de vez en cuando, más de forma casual que otra cosa.

lunes, 4 de octubre de 2010

MADRES DE DÍA. POR FIN UNA SOLUCIÓN

Os cuento un poco. Hace tiempo ya, el padre de Catuxa quiere estudiar, el dedicó sus mañanas desde que ella tiene 6 meses a cuidarla en cuerpo y alma, con atención concertada y proactivo a tope. Ahora Catuxa tiene 25 meses y su papi quiere preparar unas oposiciones para cambiar de vida, su ilusión es pasar las tardes noches con las dos y sigue sufriendo por no poder hacerlo aunque por otro lado eso le ha ahorrado a Catu la escolarización temprana.

Muchos debaneos de sesera nos ha provocado el tema. Nos concedieron una plaza en una casa de niños al lado de casa. Un chollo para muchos, cerca de casa, 30 € al mes, cuatro horas, la directora un encanto, sensible, eso sí, 18 niños por aula, una cuidadora, una locura. Por otro lado teníamos la baza de una madre de día con un precio bastante competitivo, maja, y con infraestructura en su casa (la conocimos en julio), todo estaba sujeto a una condición, Catu sería la 6 niña y dependía de cómo se las arreglara el primer mes. Total, que la llamo y me dice que decide que con 5 bebés, niños, tiene bastante y me da el teléfono de otra madre de día en Cuatro Caminos, bastante cerca de casa, lago cara (lo del precio es comprensible, es calidad y es tu hijo) de todo esto me entero de forma algo precipitada justo una semana antes de irnos y justo la semana que decidimos intentar la adaptación en la casa de niños. (con las famosas entrevistas esas y bla bla en la que la cuidadora flipó un poco y nos soltó algo que fue lo que más me chirrió, que tenía que haber coherencia entre lo que hacía allí y lo hacíamos en casa…einh?) Resumiendo, se quedó sola sin su padre dos días consecutivos una hora cada día. La pobre me decía que quería volver, que le gustaba aquello, pero con su padre o con su madre como es de esperar en una bebé de 24 meses que tenía por aquel entonces.

Yo estuve la semana antes de irnos de vacas revueltísima, triste, seria, fatal, se me removía todo. Ella por las tardes estaba como ausente, como perpleja, no era la niña alocadita que a mí me gusta. En fin, nos vamos de viaje y piensa piensa piensa piensa. Pensando en el percalito de Catu somatizando el estar sin sus figuras de referencia con 17 niños en plan "la selva", de los nervios, yo sola con ella, por las tardes, con esa frustración que les entra, que son solo cuatro horas, jolines, que al cesar lo que es del césar, pero con su rollo militarizante por esto de que los 18 no se vuelvan locos y ellas y ellos tampoco, que si las filas, que si recoge, que si caga aquí, que si la cancioncita...en fin...un rollo que no me gusta.

Así que a la vuelta llamo a Rocío (el día de la Huelga) y quedamos con ella en su casa. Ella hace reiki, y se lo hace también a los peques. Al final le contamos nuestras penas y al los dos días no envía un e-mail con que la cosa queda en: tres días a la semana, más matrícula, más comida (todo ecológico, eso es sin biocidas y demás que es como intentamos comer en casa desde hace años). En fin, que habrá que hacer números, pero lo dicho, es un año y es importante. Veremos a ver que tal Catuxa.

Hoy irán al parque juntos Pablo (el otro bebé que está con Rocío) de 18 meses Catu y Diego, lo que daría por verlos! ya os contaré que tal, creo que hemos encontrado la solución para todos! Por cierto, al parecer dentro de poco la conservadorísima C.A.M reglará el tema de las madres de día. Una iniciativa a aplaudir.

Adjunto un enlace interesantísimo con artículos de Yolanda González y más especialistas en el tema.

jueves, 30 de septiembre de 2010

VUELTA Y REFLEXIONES

Bueno, pues aquí estamos de nuevo, con las pilas cargadas y muchas reflexiones en la cabeza. Nuestra llegada ha sido un poco accidentada, resulta que el martes de la semana de nuestro viaje, porteé a Catuxa durante demasiado tiempo en un desplazamiento a la oficina de correos y el jueves, un día antes de irnos me dio un dolor de espalda terrible, una especie de pago, al contado, por sus ya casi 10 kilos y medio. Una sesión en la fisio más cercana me permitió poder coger el avión al día siguiente. Eso y mi chico con un catarrazo de aúpa, que cogió justo el día después de que le dieran las vacaciones, el cuerpo se relaja y claro, todo lo que no podemos coger antes porque tenemos una hija pequeña que atender y cuidar, cada uno por su lado se coge en vacaciones que al menos podemos cuidar uno del otro y de la nena. Pues sí, la llegada ha sido accidentada, eso y las madrugones para coger avión y al día siguiente ferry a la isla nos terminaron de rematar. Malos humores, cansancio, desubicación (ya que al final estos amigos se quedaron en Atenas y nos nos acompañaron a la isla) cosas que hacer alquilar coche, comprar comida, establecernos en su bonita casa de verano que se nos dió todo bien y lo hicimos muy rápido etc etc, fomaron un cóctel muy desagradable, entre nosotros y con la niña, vaya que en vacaciones no cuidamos de los más importante, las relaciones.
Luego una vez relajados con noches de doce horas de sueño, baños reparadores en esa enorme piscina natural que es el Egeo, dieta isleña, y excusiones por pueblecitos, tranquilísimos, llenos de gatos que Catu adoraba, pudimos disfrutar de verdad. Mi pareja y yo nos reencontramos, y Catuxa volvió a la calma, fueron muchas emociones concentradas, ya que la semana del viaje probamos con la adaptación a la casa de niños del barrio con idea de que su papi pueda estudiar unas horas por las mañanas. Así que así se iba ella, desconcertada porque su padre la había dejado con 6 niños desconocidos (en realidad serán 17, una barbaridad, que, mucho nos tememos, no nos convence) una hora durante dos días consecutivos, la orientación de la atención de sus progenitores a temas logísticos y de organización de un viaje, el sueño, los horarios, etc etc. Por unos días, con mi mal humor incluido me sentí perdida, recordé el párrafo del artículo de Naomi Aldort “Sobrevivir a los dos años” y me sentí totalmente identificada.

"Muchos padres sensibles a la crianza natural me llaman desconcertados cuando el comportamiento de sus hijos no parece ajustarse a sus expectativas. “¡Pero si lo hice todo bien!”, decía una madre. “Tuvo un nacimiento respetado, la llevé encima continuamente, y todavía sigue tomando el pecho y durmiendo con nosotros. Ahora que tiene dos años, no estoy segura de nada, no sé cómo atender sus constantes demandas”. Algunos padres tienen preguntas concretas sobre la comida, el hecho de compartir, la cooperación y las etapas de desarrollo infantil. Otros no están seguros de cuántos límites poner, ni cuánta libertad proporcionar. La verdad es que todas estas cuestiones pueden dejarnos perplejos. No tenemos modelos, y la mayoría de nosotros no estamos siguiendo los pasos de nuestros padres como referencia."

A mi hija ahora se le ha dado por morder. Sé con certeza y fehacientemente que siempre le he faltado por las mañanas (mientras estaba con su padre), que pedía y pide mi presencia emocional y mi tiempo (por eso nunca he sido amiga de “grandes fastos” por las tardes noches) por esas horas de ausencia desde que tiene 6 meses. Es cierto que su padre y yo hemos estado siempre muy unidos con ella, y que desde pequeñita hemos estado muy en contacto, colecho, porteo, ha habido mucho trabajo en el tema del vínculo por mi parte, pero aún queda mucho. Eso entre otras cosas ha hecho que usara otras formas de expresión ajenas al llanto, un poco por temperamento otro porque en contadas ocasiones se ha visto abocada a ello, pero ahora, veo que quizás en algunos casos no lo hemos sabido gestionar del todo bien, que quizás se la ha entretenido demasiado, así como somos ambos, muy proactivos, para algunas cosas, nos gusta jugar con ella, hacer el bobo, cantar, en este caso si es conveniente que se explayen ellos mismos, esto es, existen los “good cries” los buenos llantos (sin llegar a los extremos de la señora Solter), que llama el Dr. Sears, que son aquellos que sirven para liberar emociones reprimidas. ha habido un poco de todo, también por qué no, ha sido un bebé que no ha tenido que recurrir al él, un poco de todo.

Ella, con nosotros, sus padres, no usa ese lenguaje, nos avisa de otro modo y desde luego cuando llora es porque algo no va nada nada nada bien. Veo con claridad que estamos en pleno “dosañismo” con cosas fascinantes, su sentido del humor, su pasión por el surrealismo, por el juego, por la fantasía, y con el tema del crecimiento personal de sus papás, el no caer en la tentación de tratarla como si tuviera 6 o 7 años que es una tendencia en la que, por lo que veo a mi alrededor y sobre todo en el caso de los "padres", tiende a caerse, todo un reto.

Os dejo el artículo de Naomi Aldort. "Sobrevivir a los dos años"

jueves, 16 de septiembre de 2010

¡NOS VAMOS DE VACACIONES!

Por fiiiiin. Este año hemos estado en un montón de sitios pero nunca tantos días seguidos (12) por fin! El concepto vacaciones para mí ha cobrado otro sentido desde que soy madre, mi hija es diferente, como dice Laura Gutman, se vuelve una bebé-niña, paciente, comprensiva, está de buen humor, tolerante, cuando mami está con ella las 24 horas notas que vuelve esa personita que te encandila, que no te crees que pueda ser tan encantadora, tan auténtica, tan especial y fascinante.

Nos vamos a casa de unos amigos a Paros (Cýcladas, Grecia) una isla que ya he visitado en su día. El  Mediterráneo total. Recordáis la película del mismo nombre, Mediterráneo? pues desde que la ví hace muchos años me dije que quería conocer aquello (aunque se rodó en otra isla, una del Dodecaneso, hay miles y no las más turísticas son las más bonitas!) Ellos tienen un bebito de 6 meses y están encantados con todos los "consejillos" que les he ido dando, entre ellos, les regalé The Baby Book (los abuelos me lo querían estivillizar con 3 meses!!), y bueno, tengo que decir que la apología al "attachment parenting" no son consejos gratuitos, si no actitudes que ves, experimentas y observas en tu hija que solo traen tranquilidad a nuestra ya de por sí, estresante existencia, por qué no lo vas a compartir? Ellos me lo agradecen y más gente por ahí y sabéis qué..qué estoy muy orgullosa!


Un café en Naoussa, Paros
 Nos vamooooooos! Muchos besos, y hasta la vuelta.

lunes, 13 de septiembre de 2010

MARIPOSITA

Aquí tenéis otra manualidad de los cinco minutos, como yo las llamo, y es que Catu lleva mal que me ponga a hacer cosas que lleven demasiado tiempo, pero, sabía que esto le iba a gustar y lo repartí en días. Un día calqué a Rita la mariposita (de un libro que cogimos en la biblio) en tela con unas ceras, al otro (creo que fue dos o tres semanas después, la recorté y la cosí a un palillo chino y ale, a volar! Muevo el palito y la voy posando por aquí y por allá, la tela ayuda a que realmente parezca una mariposita y a Catu le encanta el hecho de perseguirla. Cuando hacemos juegos representativos me encanta ver su carita y como quiere creer y cree que es una mariposa de verdad!


jueves, 9 de septiembre de 2010

PINTANDO EN LA TERRAZA

Catu en su "salsa"

La semana pasada, una de esas tardes "imposibles" de siestas "imposibles" de cansancio infinito nos liamos la manta a la cabeza, preparé el terreno y ale, a pintar y guarrear con la pintura de dedos! Cuando me queda alguna neurona después de las noches, la soledad, el madrugón y “salvar al planeta”, he descubierto que la creatividad nos rescata a las dos casi siempre y la cosa, a pesar del cansancio (que a veces provoca hasta mareos) es mucho mejor. Compensa estar activas!



Es el cuarto intento en lo que va de verano y he observado una “involución-evolución” del dedito que pinta a la mano que arrampla la pintura y la reparte por todos lados. La próxima vez y gracias a unas recomendaciones Waldorf lo haré de otro modo: se trata de ofrecerle los colores básicos en porciones menos escandalosas e ir cambiando con el tiempo.


Es curioso porque hace tiempo vengo observando que el tema de las alternativas “parece” que funciona porque lo tiene interiorizadísimo (lo veréis en el vídeo), sabe que en la pared a mamá no le gusta que pinte porque luego hay que limpiarlo (confieso que en el fondo me da igual, no sé si ella lo percibe, parece que no) y es un rollo. Pero en ella y el papel…El final ya os lo imagináis, acabamos las dos en la bañera en medio de un agua con un color algo sospechoso, luego nos embadurnamos con aceitito de almendras porque salimos un poco resecas de tanta agua!

martes, 7 de septiembre de 2010

PAÑALES


Pues sí, ese invento presente en nuestras vidas que se usa para que nuestros bebés occidentales no mojen y llenen todo de cacotas!

La historia de la familia y los pañales empezó por unos Dodot recién nacido, luego comparamos por Internet un lote de ecológicos desechables Bambo, que al tener las gomitas tan pegadas al pañal nos pasamos un mes lavando cacas que se escurrían por aquel culito sonrosado y pequeñito. Con los Bambo (una vez descubierto el defecto del pañal) estuvimos hasta que nos hicimos con el mundo del pañal de tela. La idea era utilizar pañales desechables lo menos posible por todo el impacto ambiental que ello provoca.

Pues bien, nuestra feliz convivencia con el pañal de tela acabó el invierno de este año con el frío, ya que cuando salíamos a jugar se le quedaba el culete congelado (aunque afortunadamente nunca pilló nada más allá de la típica “vela” blanca de frío.). Y ahí están dos “Todo en uno” dos “one size”, uno de bambú, 4 cobertores y gasas de algodón orgánico, durmiendo en el cajón…pues ya ella misma no los quiere, dice, ese no! Pero oh! Sorpresa, para alegría de la familia, descubrimos en nuestro supermercado habitual que vendían unos pañales nuevos llamados Moltex Nature, supuestamente hechos con materiales biodegradables, qué bien, así estuvimos todo el invierno, la mar de contentos porque además la relación calidad precio era muy buena. Pues bien, este verano, el encargado del Supermercado me cuenta que ya no se venden, que no han tenido aceptación.
los susodichos pañales
Es curioso pero no sé por qué en mi biografía como consumidora ya tengo experiencia en fijarme en cosas que luego se dejan de fabricar o vender y estos pañales se suman a la lista. Y es una pena que no haya más conciencia, que no prosperen este tipo de propuestas en los supermercados y en las grandes superficies que es dónde se va a comprar en masa (y que nosotros en casa particularmente detestamos)

miércoles, 1 de septiembre de 2010

EL PRECIO DEL CONTROL por NAOMI ALDORT

Luz sobre los "famosos" límites.

EL PRECIO DEL CONTROL Por Naomi Aldort (Extraído de su libro Raising Our Children Raising Ourselves, traducido al español con un título que suena más a manual que a otra cosa, se han cargado toda la poética)

“Cuando se imponen limitaciones al niño, este tiende a oponerse a ellas y albergar resentimiento, lo cual conduce a rabietas o a agresividad. También puede conducir a la obediencia, que los padres suelen confundir con lo que significa ser un niño bueno. El niño obediente probablemente exteriorizará su malestar acumulado mediante otras turbulencias emocionales o más adelante en la adolescencia o en la vida adulta con el consumo de drogas, la agresividad, trastornos alimentarios, depresión y otras dificultades.
La impotencia es la emoción clave que esconde la rabia. Podemos evitar la impotencia si no despojamos al niño de su poder y protegemos su libertad de elección y autogobierno. Al mismo tiempo debemos evitar cargarle con un poder que vaya más allá de lo que sea capaz de gestionar, que suele ser el poder sobre los demás. La combinación de impotencia por un lado y exceso de poder por otro abruma al niño…” sigue

CHASCO GORDO

Pues sí, resulta que me han cambiado el proxy en el trabajo y no puedo entrar en blogs y páginas que sigo y me gustan como:

Familia libre

El blog alternativo

Tenemos tetas

Babog

Y un sin fin de ellos, no puedo entrar a comentar ni a leer y en casa es debido a mi maternidad solitaria me parecería una falta de respeto hacia mi hija. Así que a ver como nos las apañamos!

viernes, 27 de agosto de 2010

¡DOS AÑITOS!

Si Catu pudiera expresarse con palabras me imagino que diría...

"El 22 de agosto cumplí dos años. ¡Ya dos años! Parece que fue ayer cuando mami soltó un alarido y salí yo resbalosita, estaba tan cansada (30 hs de dilatación, pero un parto rodado y natural os lo digo yo!) y de rodillas que me cogió y casi le fallan la piernas!


Este segundo año ha sido de muchos avances eh! papá y mamá se han mudado de casa cuando yo tenía 12 meses y hemos estado muy a gusto! (aunque la mudanza fue un rollo eh! estaban todo el día poniendo cosas, y estaban algo nerviosos pufff) Ya camino muy bien, más bien corro que me las pelo… apenas me he caído y me caigo porque fui de las que se lo pensó mucho! Lo quiero hacer todo sola, me subo a todos lados, escalo, trepo, me cuelgo y alucino conmigo misma y mis avances, tanto que me aplaudo a mí misma y jo! Valoro muchísimo el hacer lo que yo quiera, la libertad, no me gusta nada que me digan no y si me lo dicen he de ver que realmente no mola. Eso sí, yo de las 18 meses hasta ahora, aunque ya me va pasando, me encanta decir, mío y no! Porque ya sé que yo soy yo!
Estoy muy sanita, la verdad es que cumplo dos años sin saber lo que es una infección ni nada de nada. Eso sí, me quedan tres muelas por salir y me dan unas fiebres locas de vez en cuando que hay veces que ni eso me detiene eh!
¡He crecido mucho! dado un estirón, se me ha cambiado la carilla un montón, cuando nací a los pocos días estaba ya hecha un pimpollo y espabiladísima, Mónica Delgado mi pediatra de entonces les dijo a mami y papá que era un bebé "adulto", siempre fuí muy "niña" con 15 días ponía pucheros, mi llanto fue y es de mayor y mis actitudes también y ahora ya soy una nena pequeña de verdad!

Papi sigue conmigo por las mañana y mami por las tardes, los veo cansados a veces hasta abotargados pero  siempre hacen los posible por estar de buen humor y contentos, hacen planes vamos a sitios muy chulos pero ni siquiera se pueden poner malos! ha habido días muy duros, de mucho cansancio y de papi y mami algo enfadados con el mundo porque sabéis? Yo duermo mis horas, que no tengo un pelo de tonta, pero tengo una marcha y unas ganas de todoooo!  Algo que ellos con su falta de sueño no llevan precisamente bien, los pobres no llegan, y hacen lo que pueden. Así que es básicamente cuando ya no puedo más que caigo redonda.
Cuando me enfado me enfurruño muchísimo porque, qué duro es ser bebé a veces en esta sociedad cuando nadie te entiende, si yo lo que quiero es jugar todo el día! últimamente se me ha dado por arañar cuando me cabreo con papá y mamá…ellos no entienden que por bien que lo quieran hacer hay días que les noto lejos que no conectan con la niña que soy  y me genera mucha frustración! He tenido rabietillas pero papá y mamá que cada día aprenden más de mí ya saben como anticiparse y comprenderme!

Soy muy sensible a todo, lo bueno y lo malo, enseguida percibo cuando algo no es positivo en esencia. Me encanta desfogarme, con papá hago mucho “el burro” aunque no a todo el mundo le gusta pero yo eso creo que todavía no lo entiendo bien! Bañarme, en la bañera y en la piscina, (con papá y mamá, claro!) el parque (todos!), hacer juegos figurativos con papi y mami, aunque últimamente si tengo el “depósito lleno” de mami los hago yo sola, me gusta uno especialmente en el que hay mamis y bebés, las piedras grandes son la mami y la peque la bebé, los libros me gustaban mucho hace unos meses, sobre todo los de Kalandraka, OQO, y Kókinos! Ahora vamos a la biblio a cogerlos, mami me lee muchos en la cama, ahora no me gustan tanto...  me gustaba mucho también pintar, pintaba circulitos..ahora parece que ya no tanto! Ahora me gusta bailar, muevo las caderas de un lado a otro, canturrear, hacer torres, los animales, sobre todo Lou al que trato con mucho cariño, (dentro del cariño se incluye “rebozamientos” en su pelo) alguna gente (no doy el “carnet” así por las buenas eh!). Me gusta comiscar cosillas, he descubierto el pata negra y me chifla (ya os dije que no tenía un pelo de tonta!) bebo mucha mucho agua (será por el jamón), mamá y papi no tiene chuches en casa pero me las hacen ellos! Me encanta que me miren y me sorprendo mucho con las cosas Oh! Mami! Oh papi. Me encanta tomar tetilla y abrazar a mamá cuando llega al mediodía: mamiiiiiii tetaaaaaaaaaaaa.


Lo que más feliz me hace en este mundo es jugar con papá y mamá, estar con mami a tope, hacer el bobo, dormir con ellos, ir por ahí con ellos… siempre pido Máh Máh!

Aquí tenéis un video de mi segundo año, de los 13 meses a los 24! Lo hizo mami en el trabajo con un programilla algo rudimentario... espero que os guste! "

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...